Now Reading
5 niveles de liderazgo

Pasos comprobados para maximizar su potencial


Sinopsis

5 niveles de liderazgo [19459007- es un paso-por-19 Guía paso a paso para convertirse en un verdadero líder con una influencia duradera. Usando anécdotas atractivas de la vida real y citas inspiradoras de líderes exitosos, describe las principales dificultades que pueden estar deteniéndote y explica cómo superarlas.


Sube la escalera de cinco pasos hacia el éxito de liderazgo.

¿Alguna vez ha trabajado para un jefe que piensa que tener la palabra “gerente” en su cargo lo convierte automáticamente en un excelente líder? Si es así, sabrá que esas personas suelen ser los líderes más incompetentes imaginables.

Los mejores líderes reconocen que una posición de autoridad es solo un paso en el camino para convertirse en un gran líder, y este resumen le mostrará los cinco pasos que cualquiera puede tomar para convertirse en el tipo de líder que las personas voluntariamente siguen.

En este resumen aprenderá

  • lo que el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos puede enseñarle sobre liderazgo;
  • por qué deberías convertirte en una bandada de gansos en lugar de una manada de búfalos; y
  • cómo puedes dejar un legado.

Sigue los cinco niveles de liderazgo para convertirte en un verdadero líder con un impacto duradero.

Si alguna vez ha tenido el placer de trabajar con un gran jefe, ya sabe que tener un líder inspirador puede marcar una gran diferencia. Los grandes líderes tienen la visión, es decir, la capacidad de navegar en un mundo empresarial dinámico y en rápido cambio.

Una empresa moderna es como un velero en un mar tormentoso. Al igual que el capitán, el líder sabe cómo navegar por las aguas tormentosas y trazar el rumbo para llegar a donde va. Después de todo, el volante y las velas pueden ser operados por cualquier persona a bordo, siempre que haya un líder que establezca el rumbo correcto.

Como puede ver, tener un líder visionario y progresista es crucial. Sin embargo, puede sorprenderle saber que este tipo de líderes se hacen, no nacen.

Casi cualquier persona puede ser nombrada para un puesto de liderazgo. Pero eso no les da automáticamente influencia o influencia sobre otras personas. Todos tenemos jefes experimentados que parecen pensar que su rango les permite hacer lo que quieran, pero líderes como ese nunca logran motivar a su equipo o lograr los resultados deseados.

Por otro lado, los líderes influyentes saben cómo llegar a las personas adecuadas, desarrollar una buena estrategia y poner las cosas en marcha. Y como veremos en los siguientes capítulos, hay cinco niveles distintos que tienes que pasar para convertirte en ese tipo de líder efectivo.

Es importante tener en cuenta que aprender estas habilidades de liderazgo es como subir una escalera: debes dominar cada paso antes de poder subir más alto. Así que sigue leyendo para descubrir cómo subir la escalera de liderazgo y convertirte en un jefe verdaderamente inspirador.

No confíe solo en su posición de gestión: inspire a otros aportando su personalidad y valores fundamentales a su rol de liderazgo.

¿Alguna vez ha tenido un jefe con mucha autoridad formal pero sin talento real para el liderazgo? Si es así, ha experimentado un líder posicional : alguien en el nivel uno de la escala de liderazgo, que piensa que la posición sola les da el poder de mandar.

Desafortunadamente, los líderes posicionales desperdician energía y no logran sacar lo mejor de sus subordinados. Después de todo, cuando la posición formal es lo único que legitima su liderazgo, debe pasar todo su tiempo defendiendo su autoridad.

De hecho, a menudo vemos líderes posicionales que se comportan como gobernantes medievales, obsesionados con acumular enormes ejércitos y castillos para reforzar su poder. En términos del mundo real, imagine un gerente obsesionado con lograr el mayor personal posible y el mayor presupuesto, todo para hacerse parecer importantes.

Al exacerbar el liderazgo deficiente, los líderes posicionales tienen problemas para orientar a sus empleados. Pueden ordenar a las personas, pero los subordinados solo harán lo que se espera específicamente, y muy poco más.

La lección aquí es que en lugar de ver una posición de liderazgo como tu único objetivo, deberías verlo como un punto de partida. Es una oportunidad para desarrollar su propia forma de liderazgo y crear una influencia duradera.

Aquí hay otra forma de pensarlo: aunque puede tener una posición definida dentro de la empresa, aún tiene que llenarla de vida eligiendo valores centrales y decidiendo implementar prácticas de trabajo específicas. En última instancia, puede desarrollar cualquier tipo de estilo de liderazgo, siempre que sea efectivo y fiel a lo que es.

El ex CEO de Southwest Airlines aprendió esta lección mientras observaba el comportamiento de dos litigantes de la corte. Uno era muy diplomático y tranquilo; el otro era agresivo y emocional. Pero a pesar de la diferencia de estilo, ambos tuvieron un éxito excepcional. Se dio cuenta de que tienes que traer tu propia personalidad al puesto.

Necesita el permiso de las personas para liderarlos: genere confianza y relaciones positivas para aprovechar al máximo su liderazgo.

Como hemos aprendido, los líderes posicionales desperdician energía protegiendo sus propios intereses y poder. La mejor manera de liberarse de este tipo de liderazgo es cambiando el enfoque de nosotros mismos a los demás.

Las ventajas de ser más externo son múltiples: las relaciones positivas y un ambiente agradable aumentan los niveles de energía y fomentan un lugar de trabajo agradable.

Considera lo que sucede cuando pasas tiempo con personas que no te gustan. Lo más probable es que agote tu energía y alimente una perspectiva negativa. Por el contrario, pasar tiempo con amigos es como recargar las baterías: ¡nos hace sentir enérgicos y llenos de vida!

Entonces, ¿cómo construyes estas relaciones positivas? Debe obtener el permiso de las personas para dirigirlos. Este es el siguiente paso en la escala gerencial.

Tienes que valorar a las personas que te rodean y tratarlas en consecuencia. Descubrirá que si practica un modo positivo de comunicación, se conectará fácilmente con los demás.

Para ese fin, imagine mandar a un compañero de trabajo de manera agresiva; probablemente responderá a la defensiva. Por otro lado, si mantienes la calma y le pides un favor suavemente, probablemente estará abierto a tu mensaje, lo que lo hará más impactante.

Este tipo de comunicación es crucial, porque cuando las personas que te rodean confían en ti y se sienten apreciadas, tácitamente te dan permiso para dirigirlas.

En otras palabras, las personas se aferran a líderes en los que pueden confiar. Especialmente cuando su lugar de trabajo se enfrenta a situaciones difíciles, sentir que alguien está cuidando a todos en el equipo fortalece los lazos.

Por ejemplo, en los Marines de los EE. UU., Uno de los valores centrales es no dejar a nadie atrás, independientemente de su estado. Es por eso que cuando entran en combate, los oficiales renuncian a sus insignias de rango. No usar este símbolo envía un mensaje claro: estamos juntos en esto; Vivimos y morimos juntos, sin importar el rango. Y este espíritu juega un papel clave en la imponente reputación de la organización.

El liderazgo se trata de producir los resultados correctos: un buen equipo necesita un buen líder para trazar el rumbo hacia el éxito.

Aunque es importante obtener el permiso de sus subordinados para dirigirlos, en la mayoría de las empresas los líderes solo se miden por el resultado de su liderazgo.

Es por eso que el nivel tres de la escalera de liderazgo es la capacidad de producir resultados. Y para cualquier líder, la mejor manera de producir resultados es crear un equipo efectivo.

¿Pero cómo se hace esto?

Primero, es importante reconocer que un equipo efectivo no es simplemente una colección de individuos. Más bien es un equilibrio finamente calibrado de varias habilidades y atributos. En otras palabras, un buen equipo es mayor que la suma de sus partes, porque todas las fortalezas se fusionan para equilibrar las debilidades.

Por ejemplo, piense en un equipo de baloncesto, que consiste en jugadores especializados, cada uno de los cuales cumple a la perfección las demandas de su posición específica, ya sea sumergirse o disparar triples. Los miembros juegan en su propio punto dulce único, maximizando así las fortalezas y minimizando las debilidades.

Este tipo de acción colaborativa también es adecuada para resolver problemas complejos. O, como dijo el entrenador de baloncesto John Wooden, “Todos los que anotan una canasta tienen diez manos”. Es decir, cada vez que un jugador anota, es gracias a las contribuciones de sus compañeros de equipo.

Pero, por supuesto, todo buen equipo necesita un buen líder, alguien que se asegure de que todos trabajen juntos y se dirijan en la dirección correcta.

Y ese líder también es responsable de identificar las fortalezas y debilidades para componer el equipo. Recuperando la analogía del baloncesto, debes poner a tus mejores jugadores defensivos en defensa y a los mejores atacantes en ataque.

Además, para el equipo es crucial que el líder nunca pierda de vista el panorama general y marque un rumbo hacia el destino final.

Incluso en el deporte, el objetivo final no siempre es obvio. Al igual que en los negocios, tener éxito en el baloncesto es mucho más complejo que simplemente “ganar el juego”. El entrenador también debe preguntarse cómo puede evitar que el equipo se esfuerce demasiado, para ahorrar algo de energía para los próximos torneos. En el mundo de los negocios, los líderes tienen que hacer las mismas preguntas.

Los grandes líderes producen resultados dando un ejemplo a su equipo y creando una ola de impulso.

Producir resultados es más que construir el equipo adecuado. Como líder, también debes liderar con el ejemplo. Si se desempeña de forma agresiva o de mala gana, esta actitud se traducirá en un bajo rendimiento del equipo. Pero si muestra entusiasmo y empuje, la gente hará lo mismo.

Por ejemplo, la leyenda dice que una vez durante la Guerra Revolucionaria, George Washington se acercó a un grupo de soldados que tenían problemas para levantar una viga. En lugar de ayudar directamente, el comandante primero se hizo a un lado y gritó palabras de aliento. Pero cuando se dio cuenta de que la tarea excedía la fuerza de los soldados, Washington desmontó su caballo y se unió a la lucha. Muy pronto, el grupo logró levantar la viga.

Pero hay una cosa que es aún más importante que inspirar a la gente a través de tus propias acciones: capitalizar tus victorias para generar impulso .

Producir resultados positivos es alentador y motivará a su equipo a producir resultados aún mejores. Como dijo el ensayista Thomas Carlyle: “Nada construye autoestima y confianza en sí mismo como un logro”.

Este ciclo virtuoso le permite acumular impulso en su equipo, y el impulso es el mejor amigo de cada líder, ya que amplifica buenos resultados y anula los malos.

Solo piense si Apple, por ejemplo. Durante años fue una empresa de nicho que luchaba por incursionar contra los líderes del mercado IBM y Microsoft. Pero gracias a productos como el iPhone, logró cambiar el rumbo. Desde entonces, parece que la compañía no puede equivocarse: casi todos los movimientos que ha realizado han sido elogiados. Esto es gracias a la tremenda ola de impulso que ha estado montando: el éxito engendra éxito.

La clave para el liderazgo de nivel 4 es fomentar el desarrollo personal en todo su equipo.

Un desafío clave que enfrentan todos los líderes es el entorno empresarial en constante cambio de hoy. Lo que funciona ahora puede que ya no funcione el próximo año, por lo que lograr un éxito sostenible a largo plazo es muy desafiante. ¿Qué puede hacer usted como líder al respecto?

Simple: recuerde que el mayor recurso de cualquier empresa es su gente. Después de todo, los mercados cambian, las instalaciones se deterioran, los suministros se agotan, pero las personas tienen el potencial de crecer y superarse a sí mismas.

Y esa es exactamente la razón por la cual las compañías exitosas se enfocan en mejorar a su gente, es decir, dándoles espacio para aprender y crecer.

En 1999, Fortune nombró a Synovus Financial Corporation como el mejor lugar para trabajar en Estados Unidos. Y mirando hacia atrás, el ex CEO dice que el premio solo fue posible porque la compañía siempre enfatizó la formación de equipos y el desarrollo de personas.

Un verdadero líder es como un mentor, y esto se refleja en el siguiente paso de la escalera de liderazgo; centrándose en transformar a las personas que lo rodean, el líder los ayudará a crecer. Con este fin, el desarrollo de las personas es uno de los aspectos más importantes del liderazgo.

Por ejemplo, el autor observó que los líderes transformadores solo ponen el 20 por ciento de su esfuerzo en la productividad personal; gastando el otro 80 por ciento en desarrollo de personal. Es decir, los grandes líderes ponen su propio avance muy por detrás del objetivo más amplio de construir un equipo fenomenal.

Es importante tener en cuenta que el desarrollo personal no solo es bueno para la empresa; También es una necesidad humana importante. Cumplirlo le dará a sus empleados un sentido de lealtad a la compañía, reduciendo el posible interés en buscar oportunidades en otros lugares.

See Also

Como hemos aprendido, el desarrollo de las personas es extremadamente importante para el éxito a largo plazo de una organización. Y como mentor, debe encontrar el equilibrio entre enseñar a sus empleados y capacitarlos para crecer por su cuenta.

Como verás en el próximo capítulo, eso significa que tienes que poner algo de poder en sus manos.

El desarrollo de futuros líderes es el pináculo del liderazgo y crea un legado duradero.

Convertirse en un líder exitoso es un proceso largo, pero las recompensas son excelentes. Aún así, el viaje nunca termina realmente. Porque un verdadero líder sigue contribuyendo al enseñar a otros a convertirse en líderes también.

Hay algunas razones por las cuales esto es importante.

En primer lugar, tener solo un líder crea un cuello de botella organizacional. En otras palabras, cuando solo una persona toma todas las decisiones, el resto de la empresa se vuelve pasivo y dependiente. Los autores incluso comparan los modelos de liderazgo tradicionales con una manada de búfalos.

En lugar de seguir ciegamente a un búfalo cabeza, las organizaciones verdaderamente efectivas se organizan como una bandada de gansos, volando en una formación en V y girando continuamente quién está en la cabeza para oponerse al viento.

Otra razón por la que tener un solo líder no tiene sentido: cuando esa persona renuncia, ¿cómo puede alguien estar listo para asumir la carga?

Antes de que llegue ese momento, es crucial crear una cultura de liderazgo dentro de la organización y capacitar a los miembros del equipo para que se conviertan en líderes.

¿Cómo? Simplemente inclúyalos en el proceso de gestión, permitiéndoles participar en decisiones clave. Esto les permite desarrollar sus propias habilidades de liderazgo.

El desarrollo de futuros líderes no es solo una necesidad organizativa; también es el último paso en la escalera; el pináculo de todo lo que haces: crear compañeros líderes que puedan actuar de manera autónoma y también criar a sus propios líderes nuevos reproducirá de manera efectiva tu trabajo hasta el infinito.

Considere el modelo de Sócrates. El estudiante del filósofo griego antiguo, Platón, fundó una academia que transmitió el conocimiento a generaciones de estudiantes. Entre estos estudiantes estaba Aristóteles, quien más tarde se convirtió en un mentor importante de Alejandro Magno. Los líderes elaboraron futuros líderes.

Y, hay un beneficio más importante de enseñar a otros: ver a otras personas crecer y seguir tus pasos es muy gratificante. De hecho, ¡es la mayor fuente de realización personal que existe!

Resumen final

El mensaje clave:

Un verdadero líder no se caracteriza por su descripción formal del trabajo, sino por su influencia en otras personas. Para tener el mayor impacto como líder, apoye a su personal, forme equipos efectivos y permita que las personas crezcan y se conviertan en líderes.

Consejos prácticos:

Escucha atentamente cómo están tus empleados.

En nuestra vida cotidiana, cuando la mayoría de nosotros preguntamos: “¿Cómo estás?”, Realmente no prestamos atención a la respuesta. Como líder, necesitas cambiar esto. Para establecer una conexión con las personas con las que trabaja, intente realmente escuchar sus respuestas: Observe el lenguaje corporal de la otra persona para tratar de evaluar cómo se siente; Sea genuino para establecer un nuevo nivel de comprensión y fomentar la confianza.

Sugerido más lectura: El ejecutivo efectivo por por Peter Drucker

En The Effective Executive, autor Peter Drucker ofrece una guía paso a paso para convertirse en un ejecutivo más productivo y efectivo. Al dominar algunos procedimientos y principios, puede desarrollar sus propias capacidades como líder y también apoyar las fortalezas de sus empleados, con el objetivo de mejorar los resultados en toda su organización.

¿Tienes comentarios?

¡Nos encantaría saber lo que piensas sobre nuestro contenido! ¡Simplemente envíe un correo electrónico a hola@epicurea.org con el título de este libro como asunto y comparta sus pensamientos!


5 niveles de liderazgo por John C. Maxwell

Scroll To Top