Una fuerza para el bien

A Force For Good (2015) revela cómo puedes intercambiar tus pensamientos negativos por acciones positivas. Al observar más de cerca la sabiduría y la visión del Dalai Lama, este resumen explica cómo las personas que actúan positivamente pueden formar juntas una fuerza global de bien, impulsando el cambio en nuestro mundo a través de la compasión mutua.

La visión del Dalai Lama para la humanidad


Sinopsis

Una fuerza para el bien (2015) revela cómo te fuerza (2015) puede intercambiar tus pensamientos negativos por acciones positivas. Al observar más de cerca la sabiduría y la visión del Dalai Lama, este resumen explica cómo las personas que actúan positivamente pueden formar juntas una fuerza global de bien, impulsando el cambio en nuestro mundo a través de la compasión mutua.


Descubra la visión del Dalai Lama de un mundo mejor y más compasivo.

Cuando enciendes las noticias de la noche, es fácil deprimirse. En todo el mundo hay guerras, conflictos y una abrumadora miseria humana. ¿Es esto realmente lo mejor que podemos hacer?

Según el Dalai Lama, muchos de los problemas del mundo provienen de la falta de compasión y responsabilidad moral; Nos preocupamos más por el dinero que por los demás. Entonces, ¿cómo salimos de este desastre?

Como este resumen le mostrará, cuando aprendemos a reemplazar nuestras propias emociones negativas con compasión y amor, nos volvemos más dedicados al bienestar de todos los que nos rodean. Si nos preocupamos por escuchar tanto la ciencia como la religión, y lo que nos pueden enseñar acerca de cómo vivir nuestras vidas, realmente podemos convertirnos en en forzar bueno.

En este resumen, aprenderá

  • la diferencia entre el egoísmo bueno y malo;
  • por qué necesitamos un nuevo sistema económico más compasivo; y
  • lo que hace el Dalai Lama a las 5:30 de la mañana todos los días.

Una fuerza para el bien nos llevará a una responsabilidad moral compasiva.

Todos los días a las 5.30 a.m., el Dalai Lama se despierta temprano para escuchar las noticias de la BBC mientras desayuna. Si bien esta podría no ser la rutina matutina que imaginó para el Dalai Lama, él sostiene que a través de este ritual diario, ha encontrado una gran revelación.

Escuchar las noticias revela cuán lleno de violencia, crueldad y tragedia es realmente nuestro mundo. ¿Pero por qué? El Dalai Lama cree que en realidad se reduce a una sola deficiencia: la falta de responsabilidad moral compasiva. Hoy, actuamos por interés propio y hacemos caso omiso de nuestras obligaciones morales para con los demás.

Parece bastante sombrío, ¿no? Pero mire de esta manera: si los humanos tienen el poder de causar tanto daño y destrucción, entonces también podríamos tener el poder de ejercer un impacto positivo equivalente. Esto es lo que el Dalai Lama llama una fuerza para el bien .

Una fuerza para el bien comienza con los individuos y desde dentro de ellos. Al crear un cambio interno que disminuye nuestras emociones negativas y fortalece nuestra capacidad de actuar moralmente, podemos superar mejor las reacciones impulsivas como la ira, la frustración y la desesperanza. Este cambio también nos hará ser más compasivos con quienes nos rodean y con nuestro planeta compartido.

A diferencia del Dalai Lama, no todos podemos dedicarnos cinco horas al día a prácticas internas como la meditación, pero aún podemos dar algunos pequeños pasos. El Dalai Lama ha diseñado un plan que cada individuo puede seguir. Comienza con mirar hacia adentro y administrar nuestras propias mentes y corazones. Esto nos ayudará a mirar nuestro mundo y ver los lugares donde podemos hacer el bien.

Reflexiona sobre tus respuestas emocionales para tomar mejores decisiones.

Incluso el Dalai Lama tuvo mal genio alguna vez. Por supuesto, aprendió a dominar sus emociones, y lo hizo con algunas técnicas que son más simples de lo que cabría esperar. Una técnica importante implica dar un paso atrás cuando se siente tentado a actuar según sus sentimientos y considerar las consecuencias de sus elecciones.

En marzo de 2008, el ejército chino disparó contra los manifestantes y arrestó a muchos manifestantes tibetanos, especialmente a los monjes, durante una serie de protestas en Lhasa y otras ciudades. ¿Cómo reaccionó el Dalai Lama? Por supuesto, escuchar esas noticias lo habría llenado de ira. Sin embargo, el Dalai Lama decidió mantener la calma.

Visualizó a los funcionarios chinos y reemplazó sus sentimientos negativos con su amor, compasión y perdón. Habiendo razonado que la consecuencia de actuar por ira solo sería un daño mayor, eligió en cambio controlar sus sentimientos.

Pero recuerda: controlar tus sentimientos no es lo mismo que reprimirlos por completo. Reprimir las emociones negativas puede llevar a arrebatos que son imposibles de controlar. Cuando se trata de emociones poderosas, es mejor mantenerse atento.

Estamos mejor reconociendo emociones negativas cuando las experimentamos, y preguntando si las emociones que sentimos son proporcionales a la situación o si Eres familiar. Al comprender nuestras emociones negativas, estamos mejor equipados para canalizarlas en acciones positivas.

Necesitamos ser más compasivos para vivir una vida más amable y feliz.

La compasión y la conciencia van de la mano. Ahora que hemos examinado más de cerca la conciencia emocional, es hora de profundizar en la compasión, comenzando con donde la noción proviene en primer lugar.

En la visión del concepto del Dalai Lama, la compasión es profunda en nuestra naturaleza y no proviene de la religión. Piénselo: incluso los perros y los gatos pueden ser compasivos y altruistas hasta cierto punto. Entonces, ¿por qué la compasión debe estar ligada a las instituciones religiosas y sus tradiciones?

La compasión es superior y está separada de la religión. De hecho, está arraigado en nuestra composición biológica. El cuidado instintivo de los padres para sus hijos, que de lo contrario morirían, es un signo de una predisposición biológica al cuidado y la compasión.

Además, nuestros cuerpos tienen necesidades incorporadas de emociones positivas como el amor, la alegría y la alegría. Estas experiencias ayudan a aumentar nuestra fuerza inmunológica y reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Pero, sobre todo, estamos psicológicamente predispuestos a buscar consuelo en el afecto, la compasión y el sentido de pertenencia dentro de un grupo.

La compasión pone nuestra atención en algo más grande que nuestras pequeñas preocupaciones. Este objetivo más grande nos da energía a su vez. Habiendo explorado de dónde viene la compasión y por qué la necesitamos, investiguemos cómo se manifiesta en nuestro mundo. ¡Descubra más en el próximo capítulo!

La compasión en acción implica justicia, transparencia y responsabilidad.

La forma de compasión del Dalai Lama no es del tipo descuidado que se limita a las vacaciones o la escuela dominical. Más bien, pide responsabilidad moral en todas las esferas de la vida pública, lo que incluye tener un profundo disgusto por la injusticia, así como tomar la iniciativa de exponer y reformar los sistemas corruptos.

Tres principios ejemplifican dicha compasión en acción: justicia, transparencia y responsabilidad. Al tratar a todos por igual, siendo abiertos y honestos, y asumiendo la responsabilidad de nuestros errores, podemos crear una poderosa forma de compasión para impulsar nuestras acciones.

La compasión en acción no solo significa aliviar el sufrimiento, sino también involucrarse en rectificar los errores al oponerse activamente a la injusticia o proteger los derechos de las personas.

Además, el Dalai Lama nos anima a aprender cómo podemos reducir nuestras emociones destructivas. Por supuesto, sentimientos como la ira y la frustración también pueden ser constructivos y funcionar como impulsores de una acción positiva.

Por ejemplo, el Dalai Lama conoció una vez a un trabajador social cuyo grupo había recibido demasiados casos, por lo que les era imposible ayudar a cualquiera de los individuos. El trabajador social se indignó moralmente, y fue con esta ira que motivó a su equipo a protestar y reducir con éxito su carga de trabajo.

Sin embargo, no hace falta mucho para que la ira pase de ser constructiva a destructiva. Una forma de garantizar que usemos la frustración para impulsar acciones positivas es mantener la compasión básica hacia una persona con la que tenemos problemas.

Está claro que la compasión es un tema recurrente aquí. En el próximo capítulo, exploraremos otra situación en la que la compasión juega un papel central: la división entre ciencia y religión.

La ciencia y la religión forman un gran equipo.

¿Te sorprende que el Dalai Lama se encuentre habitualmente con científicos ganadores del Premio Nobel, discutiendo teorías complejas con personajes como Bob Livingston, David Bohm, Wolf Singer y Paul Ekman? Bueno, no debería. ¡El Dalai Lama reconoce la fuerza de la ciencia y la religión, y nosotros también deberíamos!

A pesar de lo que podríamos pensar, la espiritualidad y la ciencia no son mutuamente excluyentes. Son meramente estrategias alternativas en la búsqueda de la realidad. Entonces, ¿por qué no reunirlos?

La ciencia puede conectarse con individuos en una escala mayor que cualquier fe religiosa, ya que no está marcada por las divisiones y conflictos de diferentes denominaciones religiosas.

Sin embargo, la ciencia aún no nos ha revelado todo acerca de cómo funciona el mundo. Para comprender mejor nuestras mentes, por ejemplo, necesitamos fusionar las antiguas fuentes budistas con los hallazgos científicos contemporáneos.

La ciencia puede incluso dar mayor credibilidad al pensamiento religioso, incluso entre los escépticos. Aunque la mayoría de las personas tienden a descartar los métodos budistas del Dalai Lama como “religión justa”, se ha demostrado científicamente que estos métodos son efectivos en varios contextos.

Por ejemplo, Thupten Jinpa, el intérprete del Dalai Lama, desarrolló el Entrenamiento de Cultivo de Compasión, o CCT, una variación de los métodos clásicos tibetanos adecuados para cualquier persona. Una evaluación de CCT realizada por investigadores del Centro de Investigación y Educación sobre la Compasión y el Altruismo de la Universidad de Stanford descubrió que disminuía la ansiedad de las personas y aumentaba la felicidad, incluso en aquellos que padecían fobia social aguda. En pacientes que sufren dolor crónico, la sensibilidad al dolor disminuyó después de nueve semanas.

Este es solo un ejemplo de cómo la religión y la ciencia pueden unirse para complementar las fortalezas de cada uno y apoyar sus debilidades.

Pero la ciencia y la religión no son las únicas facetas de la sociedad contemporánea que necesitan un carácter más compasivo y cooperativo. La economía también los necesita, y con urgencia. Descubra por qué en el próximo capítulo.

Necesitamos una economía compasiva que combine el espíritu emprendedor con la responsabilidad social.

Hoy, está claro que el capitalismo está lejos de ser perfecto. Por otro lado, tampoco lo es el socialismo. ¿Es posible crear una economía que no resulte en un daño social duradero? El Dalai Lama cree que sí.

Primero, es importante reconocer que la mayoría de los problemas no surgen de los principios de un sistema económico. Más bien, es la falta de compasión moral por parte de las personas que implementan el sistema. Tanto el capitalismo como el comunismo pueden ser corrompidos por el egoísmo y la explotación.

Nuestra situación capitalista actual ha llevado a una división en rápido crecimiento entre ricos y pobres. En su libro Capital , el economista Thomas Piketty analiza las tendencias de los datos durante siglos para revelar cómo aquellos con dinero para invertir siempre ganarán más que aquellos que trabajan por sus salarios. Una disparidad y desigualdad cada vez mayores entre ricos y pobres parece inherente a una economía de libre mercado.

El Dalai Lama, por consiguiente, se posiciona como un marxista a este respecto, ya que el marxismo al menos presenta una dimensión moral que tiene en cuenta el bienestar de las personas. Por supuesto, muchos intentos de economías socialistas han resultado desastrosos. Entonces, ¿cuál es la solución del Dalai Lama?

Visualiza una economía compasiva donde el espíritu emprendedor se acompaña de un sistema de apoyo social sólido y de impuestos sobre la riqueza. En otras palabras, necesitamos compañías con fines de lucro con el corazón de organizaciones sin fines de lucro.

Estas compañías ya existen. Uno es Prosperity Candle, que brinda a los refugiados iraquíes o tailandeses y birmanos, a las víctimas del terremoto de Haití y a unas 600 mujeres desfavorecidas la oportunidad de ganarse la vida haciendo velas.

En una línea similar, el Grameen Bank de Muhammad Yunus en Bangladesh fue pionero en micropréstamos para personas que viven en la pobreza. Estos préstamos les ayudan a iniciar sus propios negocios, permitiéndoles ser autosuficientes y eventualmente devolver el dinero, que luego se puede prestar a otros.

Empresas como esta remodelan el capitalismo en algo significativo, no solo rentable. Este movimiento emergente puede ser muy exitoso al convertir los negocios en una fuerza para el bien.

Tanto los privilegiados como los desfavorecidos juegan un papel vital en la creación de un cambio social.

Como humanos, todos compartimos el mismo potencial. Lamentablemente, a menudo no compartimos las mismas oportunidades. Aun así, tanto los grupos favorecidos como los desfavorecidos de la sociedad son responsables de trabajar juntos hacia el cambio.

En lugar de despreciar a los grupos marginados de la sociedad, los privilegiados deberían hacer su parte aprendiendo qué recursos beneficiarían a los menos afortunados, ya sea educación, capacitación laboral o apoyo comunitario. Los sectores más ricos de la sociedad pueden marcar una gran diferencia en la vida de los pobres, simplemente donando un poco de su tiempo y energía.

¿Y qué hay de los necesitados? Aunque se enfrentan a desafíos considerables, también tienen la responsabilidad de ayudarse a sí mismos , incluso si parece inútil. Muchos tibetanos han aprendido a abordar su experiencia de pobreza y opresión con esta actitud.

En el pasado, los funcionarios comunistas chinos difundieron propaganda sobre la inferioridad del cerebro tibetano, mentiras que algunos tibetanos incluso comenzaron a creer.

Pero cuando se les da las mismas oportunidades en educación y mano de obra, los tibetanos naturalmente se desempeñaron tan bien como los chinos. Al darse cuenta de que eran perfectamente capaces de ayudarse a sí mismos, los tibetanos se liberaron de este estereotipo racial y comenzaron a trabajar más duro en la escuela, lo que resultó en un mayor éxito y un futuro más brillante.

La capacidad de los humanos para mejorar sus propias vidas es bastante increíble, y los psicólogos han descrito este fenómeno en muchos términos diferentes. Carol Dweck, psicóloga de Stanford, se refiere a ella como mentalidad : la creencia de que puedes tener éxito. Al mantener esa mentalidad, es más probable que siga intentándolo. Cuanto más lo intentes, más probabilidades tendrás de tener éxito.

Otra psicóloga, Angela Duckworth de la Universidad de Pennsylvania, lo llama grano : perseverando hacia objetivos a largo plazo a pesar de contratiempos y obstáculos.

Finalmente, Gandhi usó el término hindú “swaraj”, que significa dominio propio o dominio propio. No importa cómo lo llames, una cosa es segura: las circunstancias solo cambian para mejor como resultado de esta poderosa actitud.

Una obsesión con las ganancias y nuestra tendencia a bloquear la culpa ha puesto a nuestro planeta en peligro.

¿Quemaría sus muebles para mantener el calor durante el invierno? ¡Por supuesto no! Del mismo modo, el Dalai Lama cree que no deberíamos estar destruyendo nuestro planeta, ya que es nuestro único hogar. Desafortunadamente, nuestra casa ha sido puesta en un riesgo increíble en los últimos 60 años. ¿Por qué?

Una obsesión con las ganancias y el dinero ha hecho que el impacto de los humanos en el planeta se vuelva cada vez más dañino. El creciente número de automóviles en la carretera, el uso derrochador de agua, papel y otros recursos, y el uso irresponsable de fertilizantes químicos son solo algunas de las actividades humanas que están causando estragos en el medio ambiente.

No hay forma de que podamos seguir fingiendo ignorar el impacto destructivo de las actividades humanas; Todos sabemos muy bien el daño que causamos. Entonces, ¿por qué seguimos explotando nuestro planeta? Porque nuestro deseo de dinero supera nuestro miedo a los riesgos futuros.

Aunque el gobierno central chino ha tratado de restringir las prácticas de tala que han causado repetidas inundaciones en el norte de India, Bangladesh y China, algunas personas, en aras de ganancias continuas, han encontrado formas de continuar cortando árboles que protegen sistemas fluviales de limo e inundaciones.

El científico cognitivo Elke Weber explica que nuestra explotación aparentemente desvergonzada del planeta proviene de nuestra capacidad para bloquear la culpa que sentimos por nuestra huella ambiental negativa. Como individuos, es nuestra responsabilidad evitar que nos desconectemos.

Una manera simple de hacer esto es usar una “huella de mano” como una forma de rastrear sus impactos personales y la suma total de sus mejores prácticas ecológicas. La huella de la mano de una persona es una medida de prácticas ecológicas positivas como apagar los interruptores de luz o andar en bicicleta en lugar de conducir. Cada acción puede ampliar la huella de la mano, motivándonos a estar al tanto de los impactos humanos en el planeta y actuar en consecuencia.

Las declaraciones positivas y las amistades individuales son soluciones poderosas para el conflicto.

Incluso el Dalai Lama reconoce que los humanos siempre crearán conflictos: los choques de ideas son naturales. Para hacer frente a tales enfrentamientos, la buena comunicación y la comprensión mutua son vitales. De hecho, es más fácil crear un diálogo saludable de lo que piensas.

Hay un puñado de movimientos básicos a los que puedes recurrir durante una confrontación con otro. El primero es tan simple como decir algo positivo sobre la otra persona y algo positivo sobre usted.

Eso es exactamente lo que hizo el filósofo A. J. Ayer en 1987 en un partido de la alta sociedad en Nueva York. Notado que alguien estaba siendo asaltado, Ayer se apresuró a la escena para encontrar a Mike Tyson obligándose a Naomi Campbell, entonces desconocido.

Ayer insistió en que Tyson se detuviera, a lo que Tyson le preguntó: “¿No sabes quién soy (improperio)? Soy Mike Tyson, campeón mundial de peso pesado “.

Ayer respondió:” Y yo soy el ex profesor de lógica de Wykeham. Ambos somos hombres preeminentes en nuestro campo; Sugiero que hablemos de esto como hombres racionales. Mientras hablaban, Campbell salió a salvo de la habitación.

En esta situación, Ayer demostró una inteligencia emocional encomiable. Al decir algo positivo sobre Tyson y sobre sí mismo, estableció las bases para un diálogo abierto en igualdad de condiciones.

Pero, ¿qué pasa si se enfrenta a un conflicto que ha existido durante meses, años, incluso siglos? La solución es simple: amistad entre individuos.

Para demostrar que este enfoque realmente funciona, el psicólogo social Thomas Pettigrew rastreó más de 500 estudios de más de 38 países, con respuestas de un cuarto de millón de personas. Descubrió que una y otra vez, una relación emocional con alguien de un grupo contrario, ya sea una amistad o un romance, era suficiente para superar los prejuicios.

Los niños necesitan una educación del corazón.

¿Qué padre no quiere que su hijo obtenga buenas calificaciones? Aunque parece saludable alentar a los niños a perseguir el éxito académico, puede conducir a una inmensa presión y daño emocional. En un mundo donde el logro académico lo es todo, el Dalai Lama cree que la educación moderna necesita una reforma que priorice el corazón.

Una forma de educar el corazón es a través del entrenamiento mental. El entrenamiento mental no es lo mismo que aprender hechos, cifras y fechas históricas. Más bien, entrenar la mente se centra en mejorar la capacidad del estudiante para concentrarse, regular y reflexionar sobre sus pensamientos.

Simran Deol, estudiante de undécimo grado, estaba sentada con los ojos fijos en un punto frente a ella mientras usaba un casco que medía sus niveles de concentración. Su concentración pronto comenzó a flaquear, por lo que el Dalai Lama le recordó a Simran que, al entrenar nuestra mente, es útil hacer una distinción entre los niveles de pensamiento mental y sensorial.

Mientras Simran observaba el punto, su mente estaba enfocada en el nivel sensorial. Pero este enfoque fue obstaculizado por otros sonidos y sensaciones. Para agudizar su enfoque, Simran comenzó a concentrarse también en el punto dentro del plano mental; esto significaba mantener la imagen en el ojo de su mente.

Su concentración hizo una mejora notable, demostrando el poder de una técnica bastante simple, pero muy útil. ¡Solo piense en todas las ocasiones en que sabe que podría haber hecho una mejor elección si hubiera estado más concentrado en la tarea en cuestión!

Los niños de hoy son los líderes del mañana, por lo que debemos equiparlos con lo que realmente necesitan: una ética poderosa y confiable y la capacidad de vivir con valores compasivos.

Utilizando ejercicios de entrenamiento mental como el realizado por Simran, la educación del corazón propuesta por el Dalai Lama cubre los conceptos básicos de cómo funciona la mente: la dinámica de nuestras emociones; habilidades para una regulación saludable del impulso emocional; el cultivo de la atención, la empatía y el cuidado; aprendiendo a manejar conflictos sin violencia; y, sobre todo, un sentido de unidad con la humanidad.

Cuando las cosas parecen terribles, considere la situación desde una perspectiva a largo plazo.

Aunque la situación global actual a menudo puede parecer bastante grave, tenemos mucho que agradecer, todo es cuestión de perspectiva. Piénselo: en el pasado, cuando las naciones declaraban la guerra, los ciudadanos se unían orgullosamente a la violencia. En estos días, la gente está harta de la glorificación de la guerra, y los fuertes movimientos por la paz han sacudido los cimientos políticos de los países de todo el mundo.

Mirar las cosas a largo plazo puede ayudarnos a mantenernos optimistas, incluso cuando el presente parece abrumadoramente sombrío. El difunto Carl Friedrich von Weizsäcker, filósofo alemán y tutor del Dalai Lama en física cuántica, recuerda cómo los alemanes y los franceses fueron enemigos. Sin embargo, durante la vida de von Weizsäcker, Charles de Gaulle, que había dirigido el Ejército Francés Libre contra los nazis, se hizo amigo cercano del canciller alemán Konrad Adenauer.

Los dos líderes unieron fuerzas para apoyar la formación de la Unión Europea. Las acciones de De Gaulle y Adenauer resultaron en un cambio positivo en Europa que habría sido inimaginable durante la Segunda Guerra Mundial.

Hoy, las relaciones pacíficas entre ciertos países en guerra parecen igualmente inimaginables, especialmente cuando vemos las noticias. Por supuesto, la función de los medios de comunicación es informarnos sobre los problemas y amenazas actuales. Esto puede darnos la impresión de que la compasión entre los humanos ha desaparecido hace mucho tiempo, y que la crueldad solo aumentará a medida que cada nuevo día traiga otra ronda de titulares aterradores.

Pero debemos recordar que, en un día determinado, la cantidad de amabilidad en el mundo excede ampliamente los incidentes de crueldad; rara vez escuchamos sobre el lado positivo de las cosas. ¿Qué pasa si se difundieron más noticias positivas? Quizás entonces veríamos que la bondad, no la crueldad, está en el corazón de la interacción humana, y actuaría en consecuencia.

El poder del cambio recae en los individuos, independientemente de su situación.

Ser capaz de mantener una actitud positiva es vital, al igual que la capacidad de actuar en consecuencia y persisten . En lugar de simplemente hablar de crear un cambio, tenemos que simplemente hacerlo.

El reverendo Bill Crews lleva a cabo una serie de proyectos humanitarios en Sydney, Australia, desde comedores populares hasta refugios para personas sin hogar y clínicas de salud gratuitas, o incluso proporciona tutores de lectura para escolares desfavorecidos.

Cuando el Dalai Lama lo visitó, incluso él se puso un delantal sobre la túnica de su monje y se unió a Bill Crews mientras servía comida. Y eso es lo que todos y cada uno de nosotros debemos hacer: participar. No importa quién eres, dónde estás o qué significa que tienes; Todos tenemos el potencial de tomar medidas.

El Dalai Lama cree firmemente que el poder para crear el cambio reside mucho más en manos de individuos que en manos de organizaciones, gobiernos o dictadores. No importa cuán exhaustivo sea un conjunto de cambios de arriba hacia abajo, simplemente no puede obligar a las personas a ser compasivas. Así que no esperes a que la sociedad cambie, cámbiate a ti mismo y da un ejemplo para los demás.

Entonces, ¿cómo puedes comenzar? Depende de ti. Como dice el Dalai Lama: “Todos pueden encontrar un contexto en el que marcan la diferencia. La comunidad humana no es más que individuos combinados. ”

Resumen final

El mensaje clave en este libro:

En un mundo de crueldad y sufrimiento rampante, es hora de hacer un cambio, y todo comienza con usted. El poder para el cambio reside en los individuos y su capacidad para alejarse del interés propio y la negatividad, y hacia la compasión y la acción positiva.

Consejos prácticos:

Respira profundamente para eliminar el miedo y la ansiedad.

La próxima vez que necesite calmarse, intente esto. Respira hondo y llena tus pulmones; manténgalo presionado durante dos o tres segundos y luego deje salir el aire lentamente. Tome de cinco a diez respiraciones profundas de esta manera. Si necesita ayuda para concentrarse completamente en su respiración, puede pensar en señales mentales: “adentro” mientras inhala, “afuera” mientras exhala. O imagine la tensión que se le escapa a su cuerpo mientras exhala.

Sugerido más lectura: El arte de la felicidad [19459016ma] por Dala Lai

El arte de la felicidad se basa en entrevistas de Su Santidad el Dalai Lama realizadas por el psiquiatra Howard C. Cutler. La combinación de la tradición espiritual budista tibetana con el conocimiento del Dr. Cutler de los métodos terapéuticos occidentales y los estudios científicos hacen de esta una guía muy accesible para la felicidad cotidiana. El libro pasó 97 semanas en la lista de bestsellers de New York Times .

¿Tienes comentarios?

¡Nos encantaría saber lo que piensas sobre nuestro contenido! ¡Simplemente envíe un correo electrónico a [email protected] con el título de este libro como asunto y comparta sus pensamientos!


Una fuerza para el bien por Daniel Goleman

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Post

Trabajo auténtico

Next Post

Un mundo en desorden

Related Posts

Una breve historia de todos los que alguna vez vivieron

Una breve historia de todos los que alguna vez vivieron (2016) cuenta la historia de la humanidad a través de la genética. Este resumen explica cómo evolucionaron los humanos, el papel que jugaron los genes, y siguen jugando, en nuestro desarrollo, y las formas en que nuestro pasado genético puede arrojar luz sobre el presente.
Read More

Una palabra tranquila

Una palabra tranquila explica qué es el cabildeo, cómo funciona y por qué puede ser peligroso para la democracia. Los autores revelan el alcance del cabildeo hoy, detallan diferentes estrategias utilizadas por los cabilderos para influir en los gobiernos y ofrecen una solución para ayudar a defender la democracia.
Read More

Un mundo en desorden

A World in Disarray (2017) es un resumen de las principales transformaciones en la política global desde la Segunda Guerra Mundial. Este resumen describe una evolución de un orden no intervencionista de estados nacionales a uno de globalización y participación internacional.
Read More

Mercados adaptativos

Adaptive Markets (2017) trata sobre una nueva teoría económica que nos ayuda a comprender mejor el elemento humano detrás de los mercados financieros. Andrew W. Lo ilustra de manera experta las deficiencias de las teorías económicas prevalecientes actuales, mostrándonos cómo las finanzas son menos como la física o las matemáticas y más como un organismo receptivo y en evolución, no muy diferente a nosotros.
Read More

5 engranajes

5 Gears (2015) se centra en adaptar su actitud a su entorno, ya sea un espacio físico o solo la hora del día, para estabilizar su equilibrio trabajo / vida y aprovechar al máximo sus relaciones tanto en el trabajo como en el hogar. Si bien la mayoría de las técnicas apuntan a solucionar esto a través de la gestión del tiempo, al comprender el principio y la aplicación de cada equipo, le resultará más fácil aplicarse a cada parte de su día y obtener lo mejor de cada momento.
Read More

Contabilidad simplificada

Accounting Made Simple (2013) proporciona una breve introducción a los fundamentos de la contabilidad, ilustrando cómo leer los estados financieros más importantes y sacar una conclusión sobre los números. También describe el sistema de contabilidad de doble entrada, un sello distintivo de las mejores prácticas contables.
Read More

Una historia de Nigeria

A History of Nigeria (2008) documenta la historia milenaria de las áreas que conforman la nación moderna de Nigeria, el país más poblado de África. En un viaje épico desde el pasado precolonial de la región hasta la reciente transición del país hacia la democracia, los autores documentan la fascinante historia de una nación y, por supuesto, su gente, cuyo futuro parece brillante.
Read More

Una breve historia del pensamiento

Una breve historia del pensamiento (1996) narra los grandes momentos de la historia de la filosofía occidental de una manera lúcida y accesible, desde el estoicismo de la Grecia clásica hasta la posmodernidad del siglo XX. No es simplemente una descripción de ideales abstractos, sino que muestra cómo podemos aplicar la sabiduría de los mejores pensadores del mundo para vivir vidas más felices y significativas.
Read More

Presidentes accidentales

Presidentes accidentales (2019) explora el papel del azar en la historia de Estados Unidos. Ya sea que fueron abatidos por la bala de un asesino o fueron abatidos por una enfermedad, ocho jefes de estado estadounidenses han muerto mientras estaban en el cargo. Los vicepresidentes que los sucedieron de repente se encontraron con el poder de cambiar el rumbo de la nación. Desde la decisión de anexar Texas en la década de 1840 hasta la aprobación de la histórica Ley de Derechos Civiles de 1964, las políticas que han determinado el destino de Estados Unidos a menudo fueron forjadas por sus "presidentes accidentales".
Read More

Un escándalo muy inglés

A Very English Scandal (2016) cuenta la historia del romance del ex político británico Jeremy Thorpe con Norman Scott. Desde un asesinato fallido hasta un juicio por asesinato parcial, la historia de este escándalo arroja una luz dura sobre las relaciones mezquinas pero poderosas dentro del Establecimiento británico y cómo esos lazos funcionan para silenciar la justicia y proteger la reputación.
Read More

Una guía para principiantes para el final

A Beginner’s Guide to the End (2019) ofrece una guía práctica para enfrentar lo inevitable y vivir con pena. Miller y Berger proporcionan un marco claro y humano para navegar este viaje, ofreciendo ejemplos conmovedores de la vida real y buenos consejos en el camino. Una Guía para Principiantes del Fin nos ayuda a vivir la mejor vida posible, incluso cuando nos enfrentamos al final.
Read More

Prueba A / B

Todos sabemos que Internet ha cambiado la forma en que hacemos negocios. Después de todo, hoy en día casi todas las empresas tienen un sitio web, pero ¿cuántas empresas logran optimizar efectivamente su presencia en línea? Bueno, A / B Testing le muestra cómo desarrollar y refinar su sitio web a través de una simple experimentación y evaluación, todo para atraer a más clientes y aumentar sus resultados.
Read More

Una historia popular de los Estados Unidos

A People’s History of the United States (2015, primera edición 1980) lo guía a través del pasado de los Estados Unidos desde la perspectiva de los marginados, los marginados y los oprimidos. Este resumen describe una historia de levantamientos, protestas y activismo frente a un gobierno construido para los ricos.
Read More