Pautas para aprovechar las vacaciones y volver como nuevo a la oficina

Ni es bueno pasarse el día tumbado en el sofá, ni ir corriendo de una fiesta a otra

Las vacaciones de Navidad son un momento mágico de profunda conexión con los seres queridos, de buenas comidas, de ratos al lado de la chimenea y de regalos. Pero para muchos de nosotros, este período vacacionalno estáa la altura de nuestras expectativas, porque no sabemos cómo encontrar el equilibrio adecuado entre descansar y aprovechar el tiempo.

Aunque puede resultardifícil encontrar ese equilibrio (especialmente si la familia política, cónyuge, amigos e incluso los jefes tienen opiniones diferentes sobre cómo deberíamos pasar las vacaciones), hay algunas maneras de lograrlo para esta Navidad. Aún está a tiempo.

Las vacaciones navideñas son una oportunidad especial para descansar, reflexionar sobre el año que pasó y prepararse para el que viene. Para aprovechar esta oportunidad y hacer que nuestras vacaciones sean tranquilas y bien aprovechadas, es importante saber cómo comportarnos en estas fechas. En el ámbito laboral, hay tres tipos de personas que hacen un mal uso de su tiempo de vacaciones.

¿Cómo pasa habitualmente las vacaciones?

Adicto al sofá: cuandoeste tipo de personas envían su último correo electrónico de trabajo antes de las fiestas, es como si apagaran un interruptor y se olvidaran de todo. Su único objetivo para las fiestas (que no es realmente un objetivo sino más bien un acto compulsivo involuntario) es averiguar cuántas temporadas completas de programas de televisión pueden ver. Aunque desean llegar descansados al final de sus vacaciones, gracias a esta inactividad extrema, a menudo se sienten frustrados y no preparados para afrontar la siguiente etapa. Al final acaban preguntándose:»¿Qué he hecho durante todo este tiempo?», y no encuentran respuesta.

¿Por qué pasar un día de vacaciones en el sofá resulta taninsatisfactorio, cuando parece ser tan relajante? La razón es que, si bien usted necesita algún tiempo para desconectarse de las actividades productivas, también tiene un sinfín de otras necesidades que ha descuidado durante los últimos meses y que no se solucionan al «volverse un vegetal». Usted necesita, entre otras cosas, una interacción social que le aporte (lo siento, ver Netflix con su pareja no cuenta): actividad física y contemplación activa.

Falsas vacaciones: las personas que están de falsas vacaciones siguen trabajando durante las fiestas. Incluso aunquetécnicamente están tomándose vacaciones, se dedican a trabajar entre las comidas navideñas y otros compromisos personales. Esto acarrea problemas obvios. Las investigaciones demuestran que todos necesitamos pausas y descansos regulares en nuestros calendarios. Si seguimos ignorando esta necesidad, acabaremos agotados.

Si es tan obvio que esto no es una buena idea, ¿por qué es tan fácil convertirse en este tipo de personas? Es cierto que a veces está fuera de nuestro control: nuestro jefe o negocio simplemente lo exige. Sin embargo, para el profesional crónicamente abrumado y sobrecargado de tareas, a menudo hay una razón más poderosa. Las fiestas presentan una oportunidad que cuesta dejar pasar: la de ponerse al día en los pendientes. Las vacaciones son un periodo de tiempo sin reuniones continuas, sin un flujo constante de correos electrónicos entrantes y sin grandes demandas por parte de los compañeros, especialmente para los directivos. De hecho, la investigación de un socio de Bain & Company, Eric Garton, muestra que la mayoría de los directivos sólo tienen siete horas semanales para trabajar a solas, e incluso este tiempo a menudo se divide en periodos de 20 minutos. Para personas como estas, disponer de varios días libres de reuniones y de correos electrónicos ofrece un irresistible atractivo para ponerse al día en el trabajo.

Sin embargo, aunque el uso de sus vacaciones para trabajar pueda reducir el estrés a corto plazo, también significa que se pierde una oportunidad de reducir el estrés a largo plazo. Piénselo: ¿en qué otro momento del año puede disfrutar deuna semana o más de descanso y volver al trabajo sin haberse perdido nada y sin tener que ponerseal día con las nuevas tareas?

Adicto a las vacaciones: este tipo de personas toma latendenciade adicción al trabajo y simplemente la aplica a un contexto diferente. En lugar de ir corriendo de una reunión de trabajo a la siguiente, vade una celebración a la siguiente. Viaja kilómetros durante horas para reunirse con cada miembro de la familia que acepte su oferta, sin dejar tiempo para descansar o estar solo. Cuando finalmente consigue tiempo para sí mismo, estádemasiado cansadopara hacer cualquier cosa que no sea colapsar de agotamiento.

En algunos casos, esto puede deberse a no conocer los límites con los que debemos auto protegernos: «Me siento demasiado culpable por decirle a tía Sandra que no puedo ir a verlaeste año». En otros casos, es porque los hábitos adquiridos en el trabajo se replican en el resto de esferas de la vida y es lo que los motiva. (Quien tiene esta personalidad es incapaz de visitar París sin ver cada uno de los cuadros del Louvre). Cualquiera que sea la razón, el resultado es que estas personas se ven arrastradas por una marea de fiestas navideñas, compromisos para decorar el árbol de Navidad e intercambios de dulces y regalos, y comienzan el Año Nuevo sintiéndose agotados y aún más quemados.

Elija conscientemente una forma más equilibrada de pasar sus vacaciones

Una vez que haya identificado qué tipo de persona es usted, el desafío es encontrar una estrategia para disfrutar de unas vacaciones más saludables. Algunos consejos pueden ayudar:

  • Establezca objetivos razonables para sus vacaciones: la mayoría de los profesionales de alto rendimiento está motivada en el trabajo, enfocados en realizar tareas y alcanzar metas. Para que los días festivos sean tranquilos, podemos canalizar ese impulso en nuestro propio beneficio. Recomendaría establecer metas sobre cuánto quieredormir, cuántoejercicio quiere hacer, cuánto tiempo se puede dedicar al trabajo y a otras tareas que le resulten de interés.
  • Dedique tiempo a procesar información: si usted está tan ocupado como la mayoría de las personas, hay muchas posibilidades de que no se haya tomado el tiempo suficiente para analizar su año pasado. No procesar sus experiencias es como dejar el buzón de correo electrónico de su mente completamente lleno. Esto afecta su carga cognitiva y reduce su habilidad para enfrentar nuevas experiencias con calma y efectividad. Encuentre un lugar tranquilo para leer el diario o tener conversaciones profundas con amigos o familiares, no importa cómo lo haga, lo que importa es que se tome el tiempo para limpiar su bandeja de entrada mental.
  • Establezca metas para el próximo año, pero dedique más tiempo a planificar cómo alcanzarlas: muchos aprovechan las vacaciones navideñas para hacerse una lista de propósitos de Año Nuevo, pero los datos muestran que muchosno se cumplirán. Esto crea angustia y ansiedad. Una manera de aumentar las posibilidades de alcanzar nuestras metas y tener paz durante las vacaciones es planificar con antelación cómo alcanzarlas. Es menos probable establecer metas poco realistas si se acompañan deun plan de ejecución. «Haré ejercicio tres veces a la semana durante 20 minutos antes de ir al trabajo» puede no sonar impresionante, pero es más probable que pierda el peso que desea con este plan, que terminar sus vacaciones con sólo esta meta: perder cinco kilos de aquí a marzo.
  • Crear y mantener tradiciones navideñas: las tradiciones son en sí mismas un tipo de hábito, y el desarrollo y modificación de hábitos es la clave para alcanzar nuestras metas y ser más productivos sin volvernos locos. Esto es aplicable también para las vacaciones. Disfrutar de las tradiciones de forma productiva y tranquila garantizará que hagamos las cosas que realmente nos aseguran tener las vacaciones que deseamos. Esto también nos ayudará a protegernos de las demandas de muchas otras personas que tienen sus propias ideas sobre cómo deberíamos pasar nuestras vacaciones. Por lo general, la gente no suele tener inconveniente ante las tradiciones establecidas.

Para muchos profesionales, los días de vacaciones prometen ser un momento para descansar y rejuvenecerse. Aproveche esa oportunidad antes de tener que volver al trabajo. ¡Feliz Año Nuevo!


por
trad. Maximiliano Corredor»

Matt Plummer

(@mtplummer) es el fundador de Zarvana, que ofrece un programa de capacitación de empleados en línea para ayudar a los profesionales a realizar los cambios de comportamiento necesarios para hacer más en menos tiempo. Antes de comenzar con Zarvana,pasó seis años en laspin-offde Bain & Company, The Bridgespan Group, una consultoría de estrategia y administración para organizaciones sin ánimo de lucro, fundaciones y filántropos.

«

También te pueden interesar