Mujeres, comida y dios

Llegue al fondo de lo que realmente causa la alimentación compulsiva.

 

En un momento u otro, casi todos intentarán perder algo de peso. En algunos casos, tiene mucho sentido tratar de perder algunas libras y estar más saludable. En otros casos, la motivación para hacer dieta refleja un problema más profundo relacionado con nuestros sentimientos de autoestima y la forma en que la comida puede usarse para distraernos de los sentimientos no deseados.

 

En este resumen, veremos los problemas emocionales en el corazón de la alimentación compulsiva, así como también sobrellevar y aceptar la necesidad de comer en exceso. No temas, hay una manera de romper el ciclo de la alimentación compulsiva y la dieta compulsiva, y tiene menos que ver con subirse a una cinta de correr que con un camino espiritual.

 

La autora Geneen Roth tiene décadas de experiencia ayudando a las personas a vivir una vida emocional más saludable. Aquí, ella comparte la sabiduría que obtuvo de su propio viaje y lo que aprendió de los demás.

 

En este resumen, descubrirá …

 

  • cómo la meditación puede ayudarte a llegar a la raíz de un trastorno alimentario;
  •  

  • lo que Groundhog Day nos puede enseñar sobre la pérdida de peso;
  •  

  • cómo puedes aprender a comer lo que quieras de manera responsable.
  •  

El sufrimiento puede conducir a trastornos alimenticios, pero también puede conducir a una visión espiritual.

 

Una relación complicada con la comida a menudo comienza con algún otro tipo de dificultades, como ser intimidado en la escuela, sufrir abusos en el hogar o el divorcio de los padres.

 

En el caso de la autora, Geneen Roth, su sufrimiento de niña la llevó a su trastorno alimentario.

 

En su adolescencia, Roth a menudo estaba triste o enojada por la relación disfuncional de los niños o sus padres, por lo que comía en exceso para calmar sus sentimientos problemáticos.

 

Naturalmente, esto llevó al aumento de peso, lo que causó que Roth se viera a sí misma como no querible. Esto la llevó a seguir una dieta estricta durante semanas o meses a la vez. Pero, por supuesto, estos planes se desmoronaron rutinariamente: tarde o temprano experimentaría un evento emocionalmente perturbador, que podría ir desde una pelea con un hermano hasta una mirada desagradable de un extraño en la calle. Esos sentimientos de tristeza o enojo volverían a surgir, y los atracones se reanudarían por días o semanas.

 

Sin embargo, a pesar de la incomodidad, el sufrimiento puede conducir a una visión espiritual.

 

A nadie le gusta sufrir, pero sin la agitación emocional no tendríamos el incentivo para buscar un significado más profundo en nuestras vidas. Después de todo, cuando nuestro sufrimiento llega a un punto de ruptura, llegamos a una encrucijada: renunciar a la vida o cambiar la forma en que vivimos y vemos la vida.

 

Cuando Roth llegó a este punto, recurrió a la meditación y experimentó una epifanía espiritual. En su caso, fue darse cuenta de que hay más en la vida de lo que percibimos con nuestros cinco sentidos.

 

Para descubrir tu propia verdad espiritual, concéntrate en lo que sea que se interponga en el camino de tu paz mental. Cuando meditas sobre un tema como este, eventualmente llegarás a comprender las emociones más profundas detrás del sufrimiento, que luego podrás reconocer y resolver.

 

Para poner fin al círculo vicioso de atracones y dietas, Roth tuvo que cambiar por completo la forma en que pensaba sobre sí misma. Esto significaba creer que ella era digna de amor tal como era. Finalmente, esto condujo a una gran transformación en su vida.

 

Seguir un camino espiritual no es fácil porque significa enfrentar la vida por completo.

 

En la primavera de 1982, Geneen Roth fue a la India en su primer retiro de meditación. Puede sonar idílico ahora, pero después de unos pocos días, Roth quería gritar a los instructores y tomar el primer avión a casa.

 

La razón detrás de la incomodidad de Roth era la falta de distracciones. Cuando estás sufriendo, la forma más fácil de encontrar alivio es enfocar tu atención en otra cosa. Pero en el retiro de meditación, no había escapatoria en forma de distracción.

 

Las distracciones nos proporcionan una forma de evitar enfrentar la vida de frente.

 

Solo piensa en cuánto tiempo pasamos distraídos. Hay horas que pasan mirando televisión, navegando en Internet o soñando despierto sobre lo que podría haber sido. Luego hay distracciones placenteras, como disfrutar de la comida y el sexo.

 

Estamos tan obsesionados con las distracciones porque nos distraen de cosas que no queremos enfrentar. A veces, este enfoque en la distracción puede llevarnos a olvidarnos de las otras personas en nuestras vidas.

 

Roth conoce a una mujer que tenía tanta prisa por entrar a una tienda y encontrar algo de comer que no se dio cuenta de que había dejado a su hijo pequeño en el automóvil.

 

Como puedes ver, las distracciones son poderosas. Cuando Roth se encontró en el centro de meditación, tuvo que enfrentar su vida sin todas sus distracciones. Fue un desafío, pero esto es precisamente de lo que se trata seguir un camino espiritual: llegar a un acuerdo con todos los aspectos de su vida.

 

La mayoría de las veces, preferimos evitar algunos aspectos de la vida. Hay la angustia, el arrepentimiento y las partes dolorosas que también deberíamos dejar intactas.

 

Sin embargo, la angustia es una parte inevitable de la vida. Algunos parientes y seres queridos se enfermarán, algunos morirán, otros se distanciarán y nuestros padres pueden envejecer hasta el punto de tener demencia o perder movilidad.

 

Cuando sigues un camino espiritual, debes enfrentar los aspectos difíciles de la vida y experimentar los momentos dolorosos junto con los felices, ya que todos son valiosos.

 

En los capítulos que siguen, veremos las herramientas psicológicas y espirituales que te ayudarán a aceptar esos momentos dolorosos y todos los sentimientos que los acompañan.

 

El problema no es que tenga sobrepeso, aunque el sobrepeso puede ser un problema.

 

Una de las razones por las cuales la alimentación compulsiva es un tema tan complicado es que tiene múltiples facetas.

 

Por ejemplo, el problema del sobrepeso es solo un problema.

 

Un día, Roth recibió una carta de un antiguo cliente de uno de sus retiros de alimentación atentos. Contenía una insignia de mérito Weightwatchers, que decía que había perdido 10 libras. Pero debajo de esta insignia había una nota que decía que el cliente todavía se sentía horrible.

 

Esta decepción es común cuando te das cuenta de que resolver el problema del sobrepeso no soluciona todo.

 

Piénsalo de esta manera: si se inventara una píldora que te permitiera comer todo lo que quisieras sin aumentar de peso, ¿desaparecerían tus problemas?

 

La película Groundhog Day toca este escenario. El personaje interpretado por Bill Murray está atrapado reviviendo el mismo día una y otra vez. No hay consecuencias en lo que hace durante el día, ya que se despierta en la casilla uno en cuestión de horas. ¿Cuál es una de las primeras cosas que hace? Él come una gran cantidad de desayuno y pastel. Sin embargo, no pasará mucho tiempo antes de que pierda su entusiasmo por la indulgencia vacía y poco gratificante de comer sin consecuencias.

 

Tal como está, la comida tiene consecuencias, y una de las razones por las que nos obsesionamos con los atracones es porque estamos obsesionados con tratar de controlar estas consecuencias. Esto es lo que nos permite idear todo tipo de métodos para microgestión de nuestra ingesta de alimentos durante un período de tiempo y luego disfrutar de nosotros mismos. Y es este proceso complejo lo que nos distrae del problema real: la angustia emocional que estamos tratando de evitar.

 

El autor conoce a personas que han pagado miles de dólares por cirugía de bypass o liposucción, y algunos de ellos perdieron cientos de libras. Pero al final todos quedaron profundamente decepcionados, ya que perder peso no resolvió sus problemas.

 

Eso no significa que el aumento de peso no sea un problema importante o que deba trivializarse. Las consecuencias para la salud que conlleva la obesidad son reales y potencialmente mortales.

 

La obesidad puede conducir a una cirugía de reemplazo de rodilla o cadera, y ejerce una enorme presión sobre órganos vitales como el corazón y el hígado. Todo esto interfiere con nuestro deseo más básico de respirar, vivir la vida plenamente y movernos libremente.

 

El aumento de peso es una parte importante del problema, pero es solo un síntoma de una causa subyacente importante, que es la angustia emocional que experimentamos.

 

El cambio se produce al comprenderte a ti mismo, lo que requiere conciencia y compasión.

 

Una vez, el autor fue invitado a un programa de entrevistas. El anfitrión le preguntó qué podía hacerse para resolver los problemas de obesidad y trastornos alimentarios.

 

El anfitrión del programa de entrevistas se sorprendió por la simple respuesta del autor. Roth explicó que podemos resolver estos problemas entendiéndonos mejor.

 

Comprenderte a ti mismo puede parecer simple al principio, pero no subestimes lo que esto implica. Para cambiar, debe comprender cómo funcionan su mente y su cuerpo, y qué causa sus comportamientos.

 

Por ejemplo, si sabes que actúas de cierta manera porque tienes baja autoestima, para comprenderte realmente necesitas rastrear este sentimiento hasta su origen. Tal vez tu madre retuvo el afecto y te hizo sentir que nunca eras lo suficientemente bueno, o tal vez los abrazos y el afecto de tus padres se detuvieron repentinamente cuando llegaste a la adolescencia, lo que te hizo sentir que tu cuerpo adulto era de alguna manera malo y vergonzoso.

 

Hasta que reconozcas los pensamientos negativos que tienes sobre ti mismo y entiendas de dónde provienen, no cambiarás.

 

En lugar de lograr una comprensión personal de sus patrones de comportamiento, muchas personas son exitosas. En su lugar, se centran en obtener mucho dinero y la pareja perfecta. Pero hasta que obtengan una idea de la fuente de sus sentimientos internos, seguirán siendo infelices.

 

Para obtener esa comprensión, solo necesitas un poco de conciencia y compasión.

 

Normalmente, cuando surgen sentimientos negativos, reaccionamos compulsivamente buscando algo, a menudo comida, para distraernos de las emociones desagradables. Pero cuando reaccionamos con conciencia y compasión, podemos observarnos pacientemente y notar cuándo y por qué surgen nuestros sentimientos negativos.

 

De esta manera, puedes comenzar a reconocer que cuando te sientes solo y aislado esas compulsiones para alcanzar el helado comienzan a manifestarse.

 

No se preocupe si, al principio, realiza estas observaciones sin ningún cambio. Esto es normal, ya que lleva tiempo descubrir por qué está buscando el helado y luego descubrir cómo manejar mejor estas emociones subyacentes.

 

Eventualmente, entenderás que el helado realmente no alivia la soledad, y entonces puedes comenzar a cambiar. La próxima vez que se sienta solo, puede decidir reaccionar de manera más apropiada, digamos, contactando a un amigo para aliviar el verdadero problema subyacente de la soledad.

 

La curación requiere que enfrentes tus sentimientos a través de la indagación y dejando atrás el pasado.

 

Puedes pensar que ya estás profundamente espiritual y psicológicamente evolucionado. Pero si te encuentras bebiendo pintas de Ben & Jerry a la medianoche, cuando todos los demás están profundamente dormidos, algo anda mal. Afortunadamente, las cosas pueden mejorar.

 

Puede sanar su relación con la comida enfrentando sus sentimientos, y esto sucede a través de un proceso de investigación meditativa .

 

Primero, encuentra un lugar cómodo para sentarte y meditar. Entonces puedes comenzar a preguntar cómo te sientes.

 

Ya sea que ese sentimiento sea aburrimiento, alegría, tristeza, miedo, enojo o insatisfacción, preste toda su atención a ese sentimiento.

 

Ahora, para investigar realmente tus sentimientos, necesitas desarrollar dos cualidades: conciencia y presencia .

 

Conciencia significa tomar conciencia de tus sentimientos cada vez que surgen. Presencia significa permitirte sentir esas emociones por completo sin dejar de ser consciente de que hay algo más grande que tu problema inmediato. Cuando posee estas dos cualidades, puede observar y aceptar lo que está sucediendo en lugar de sentirse abrumado por ello.

 

A medida que aprendas a escuchar tus sentimientos a través de la indagación en lugar de buscar comida de inmediato, tu relación con la comida y contigo mismo se irá sanando gradualmente. Parte de esa curación es reconocer que algunos de tus sentimientos ya no pueden ser relevantes para tu experiencia actual y, por lo tanto, pueden liberarse.

 

Por ejemplo, si estás lidiando con sentimientos de soledad, puede deberse a una experiencia infantil en la que fuiste abandonado o te sentiste excluido. Como adulto, es posible que le guste tener compañía, pero puede ser perfectamente capaz de tener una vida equilibrada y feliz, incluso si vive solo.

 

Catherine Ingram es una maestra espiritual y puede ilustrar perfectamente el principio de dejar ir: Imagina que estás rodeado de tigres voraces, dice ella. ¿Qué harías? Su primera reacción puede ser decir que huyó o que sacó su rifle, pero la respuesta es aún más simple: ¡deje de imaginarlos!

 

Lo mismo se aplica a la mayoría de los sentimientos de abandono, dolor e impotencia. Pertenecen al pasado, a las experiencias de la infancia, cuando estábamos indefensos y dependientes de los demás.

 

Necesitamos aprender a vivir y apreciar nuestros cuerpos.

 

Las palabras «Sr. Duffy vivía a poca distancia de su cuerpo ”, fueron escritos por el autor irlandés James Joyce, pero también hablan perfectamente de la relación que muchas personas tienen con su cuerpo.

 

Esta relación debe cambiar y debemos aprender a vivir cómodamente en nuestros cuerpos.

 

Muchas mujeres rodarán los ojos ante esta frase, ya que no están interesadas en su propio cuerpo. Quieren transformarlo en el cuerpo de una supermodelo. Pero este es un gran error.

 

Una de las clientas de la autora pagó miles de dólares por la liposucción de sus muslos de 40 años. Después, se horrorizó al ver que nadie notó ninguna diferencia en sus muslos, ¡menos que ella misma! Ella todavía los odiaba. Entonces, incluso después de cambiar su cuerpo, sus sentimientos sobre sí misma no habían cambiado.

 

La forma saludable de tener sentimientos más positivos acerca de tu cuerpo es usar ejercicios de atención plena para sacar tus pensamientos de tu cabeza y ponerlos en tu cuerpo.

 

Puedes comenzar incluso ahora, mientras estás leyendo esto. Tómese un momento para hacer una pausa y luego concéntrese en su respiración. Sienta que su caja torácica sube y baja y luego libere cualquier tensión que pueda tener en su estómago. Incluso puedes poner tu mano sobre tu estómago para sentir cómo sube y baja. Ahora, puede hacer esto varias veces al día para sentirse más en sintonía con su cuerpo y enviarle pensamientos amorosos.

 

Cuando aprecias tu cuerpo de esta manera, puedes comenzar a reconocerlo como el único vehículo que tienes para experimentar la vida. Es a través de este cuerpo que puedes oler a un bebé recién nacido o besar a tu pareja.

 

Otra, más aleccionadora, que se debe tener en cuenta es que hay 151,000 personas que fallecen cada día. Para que pueda hacer parte de su meditación diaria apreciar su cuerpo y considerar cómo cada una de esas miles de personas probablemente daría todo lo que pudiera para pasar solo una o dos horas en su cuerpo.

 

Hay dos tipos diferentes de obsesión alimentaria, pero se reducen a lo mismo.

 

Una de las dietas favoritas del autor era el café y los cigarrillos. Esto implicaba tener tantas de estas sustancias como quisiera, y no mucho más. Esto es realmente solo otro tipo de obsesión alimentaria.

 

Hay dos tipos diferentes de personas con obsesiones alimentarias.

 

El primer tipo es permisos . Este es el tipo de personas que quizás no reconozcamos como obsesivos con la comida, ya que tienen una actitud muy relajada con respecto a la comida. Sin embargo, se permitirán o se dejarán atrapar por cualquier cosa si les es más fácil evitar sus sentimientos. Es por eso que los permisos están bien con una dieta de café y cigarrillos o incluso una dieta de galletas Oreo.

 

Por otro lado, tienes los restrictores , también conocidos como los contadores de calorías. Los restrictores disfrutan de limitar su ingesta de alimentos porque, por error, esperan obtener control sobre su cuerpo y, por lo tanto, obtener control sobre sus sentimientos.

 

Por supuesto, esto no funciona bien. En su forma más extrema, el enfoque restrictivo es lo que conduce a la anorexia. Por lo menos, contribuye a un enfoque alegre de la comida, con personas que comen porciones tan pequeñas que solo llenan una cuarta parte de su plato.

 

Al final, restringir y permitir son dos versiones de la obsesión por los alimentos que se reducen a lo mismo. Puede parecer que un grupo se está divirtiendo y el otro no, pero de hecho ambos están evitando sentimientos no deseados de diferentes maneras.

 

Cuando éramos niños, ignorar lo que no nos gustaba o recibir un regalo para olvidarnos de otra cosa, eran métodos que funcionaban bien. Pero no podemos seguir confiando en estos métodos como adultos.

 

A medida que envejecemos, nuestra tolerancia al dolor y la incomodidad emocional aumenta mucho más. Esto significa que tanto los que permiten como los que restringen pueden y deben poner fin a sus conductas compulsivas con los alimentos y aceptar los sentimientos dolorosos que están tratando de evitar.

 

Prueba el enfoque de «come lo que quieras» a la comida, y descubrirás que realmente no quieres helados de chocolate.

 

Diferentes personas tienen diferentes comidas con las que fantasean, pero la imagen perfecta de la comida prohibida más común es probablemente un gran helado de chocolate brillante.

 

Ahora, ¿qué pensaría si el autor sugiriera que el mejor enfoque para una dieta saludable era comenzar un enfoque de «coma lo que quiera» para todos los alimentos, incluido el helado? Bueno, eso es exactamente lo que ella sugiere.

 

Claro, al principio puede que te encuentres gravitando hacia rosquillas fritas o hamburguesas dobles con queso, pero está bien, de hecho, es un paso importante en el proceso. El plan aquí es recuperar el poder que le has dado a estos alimentos restringiéndolos y prohibiéndolos …

 

Lo importante es reducir la velocidad y prestar atención a lo que come y a cómo se siente mientras come. Cuando haces esto, eventualmente comenzarás a notar que tu cuerpo quiere comer alimentos que le den energía y alimento.

 

La clave de este enfoque es comer con atención. Ya sea que esté comiendo una ensalada o una rosquilla, siéntese en silencio sin distracciones y tómese el tiempo para masticar y probar cada bocado de su comida.

 

Pero aún más importante que probar es prestar atención pacientemente a cómo reacciona su cuerpo a la comida, y no solo al momento después de comer. Consulte con su cuerpo cinco minutos e incluso treinta minutos después y pregúntese cómo se siente acerca de la comida que comió. A medida que descubra cuánto más felices le hacen sentir los alimentos nutritivos, será mucho más fácil evitar golosinas no saludables.

 

Al comer atentamente lo que quieres, descubrirás que tu cuerpo realmente no quiere helados de chocolate después de todo. Tu cuerpo es inteligente! Sabe lo que es saludable y de apoyo. Es la mente infeliz la que te dice que comas un helado de chocolate, porque ofrece un momento de felicidad que te distrae en medio de la tristeza, la soledad y el dolor.

 

A medida que aprendas a escuchar más de cerca a tu cuerpo y menos a la mente infeliz, encontrarás que el atractivo de esas pintas de helado se derrite lentamente.

 

Al curarnos emocional y espiritualmente a través de la atención plena y la meditación, también podemos sanar nuestra relación con la comida.

 

Resumen final

 

El mensaje clave en este libro:

 

En la mayoría de los casos, el sobrepeso no se trata solo de kilos de más y de una alimentación compulsiva. Es por eso que la dieta nunca resolverá realmente un problema de peso. El verdadero problema es lo que se encuentra debajo de la superficie de la alimentación compulsiva y la dieta, que es la falta de voluntad para sentir y prestar atención a las emociones incómodas como la tristeza, la soledad o la ira. Cuando nos tomamos el tiempo de notar y reconocer estos sentimientos, que son una parte vital de la experiencia humana, la necesidad de buscar comida chatarra se disipa gradualmente.

 

Consejo práctico:

 

Practica comer conscientemente.

 

Prueba esto: pon algunas golosinas en un plato, como un cuarto de galleta Oreo, dos pasas y un chip de tortilla. Ahora tome uno de estos pequeños manjares, mírelo, huela y tómese el tiempo para probarlo completamente mientras come. Descubrirá que, a partir de estos pequeños trozos de comida, puede disfrutar de una explosión de sabores muy agradable.

 

Sin embargo, si decides comer más, el disfrute sin duda disminuirá. Entonces, en lugar de comer más, concéntrate en los sentimientos felices que te están haciendo desear la comida en primer lugar.

 

¿Tienes comentarios?

 

¡Nos encantaría saber lo que piensas sobre nuestro contenido! ¡Simplemente envíe un correo electrónico a [email protected] con el título de este libro como asunto y comparta sus pensamientos!

 

Qué leer a continuación: Por qué las dietas nos hacen gordos , por Sandra Aamodt

 

Como acaba de aprender, el tema de la alimentación compulsiva y la dieta es profundo y complejo. Así que sumérgete un poco más con Por qué las dietas nos hacen engordar , que adopta un enfoque más científico al observar lo que ocurre biológicamente y neurológicamente cuando pasamos de los atracones a las dietas y viceversa.

 

Si bien Sandra Aamodt es doctora en neurociencia, no solo proporciona argumentos científicos estériles. También da una cuenta absorbente de su experiencia personal de pasar de una dieta a la siguiente, con poco éxito.

 

Si desea otra versión reveladora de por qué las dietas no funcionan y por qué incluso pueden ser perjudiciales para su salud, recomendamos encarecidamente el resumen de Por qué las dietas nos hacen engordar.

 

También te pueden interesar

La nueva venta estratégica

New Strategic Selling (1995) le enseña cómo cerrar las ventas de la manera más positiva y beneficiosa tanto para usted como para su comprador. El éxito a largo plazo en las ventas se trata de construir relaciones, satisfacer a sus clientes e identificar los factores clave que influyen en la venta, y este resumen lo pondrá en camino.

¿Quién llorará cuando mueras?

Quién llorará cuando mueras (1999) contiene sabiduría de vida que te ayudará a llevar una vida plena y generosa. Proporciona consejos y estrategias para ser la mejor versión de ti mismo. Esto significa que cuando mueras, tus seres queridos llorarán no solo porque te extrañan, sino también porque están agradecidos por todo lo que contribuiste durante tu vida.

La revolución necesaria

La revolución necesaria (2008) arroja luz sobre los desafíos ambientales y sociales que enfrentan las personas que viven en el mundo de hoy. Basándose en historias de personas reales y comunidades reales, este resumen presenta la mentalidad que debemos adoptar para luchar por la sostenibilidad.

La voluntad de cambiar

The Will to Change (2004) trata sobre las normas sociales que hacen que los hombres dominen la sociedad. Este resumen explica la base social de la masculinidad, ofrece una idea de por qué los hombres no pueden ponerse en contacto con sus sentimientos y explica por qué es importante que hagan exactamente eso para sanar.

La plaza y la torre

Nuestras vidas en red a menudo se ven como un producto del pasado reciente. Después de todo, ¿no surgieron Internet, las redes sociales, el comercio globalizado y las redes terroristas internacionales por primera vez a fines del siglo XX? El reconocido historiador Niall Ferguson pide ser diferente. Al ofrecer una visión general de la historia occidental, desde el nacimiento de la imprenta hasta la elección de Donald Trump, The Square and the Tower (2018) ofrece un argumento convincente de que las redes han sido un motor clave del cambio histórico durante mucho tiempo y solo será más importante en el futuro.

Tu mejor año

Your Best Year Ever (2018) proporciona instrucciones claras y fáciles de seguir sobre qué cambiar en su vida, y cómo, para que pueda alcanzar su máximo potencial. Identifica las áreas clave en las que debe trabajar, así como las barricadas que debe conquistar antes de comenzar a mejorar usted mismo.