Guía completa sobre los modelos mentales.

Una guía completa profunda sobre que son modelos mentales, ejemplos y referencias. Escrita de forma amigable y fácil de leer
woman with red and blue photo effects

Contenido

Esta guía explora todo lo que necesitas saber sobre los modelos mentales. Cuando termines, pensarás mejor, tomaras mejores decisiones, cometerás menos errores y obtendrás mejores resultados.

¿Qué son los modelos mentales?

Los modelos mentales son la forma en que entendemos el mundo. No sólo dan forma a lo que pensamos y a cómo entendemos, sino que también dan forma a las conexiones y oportunidades que vemos. Los modelos mentales son la forma en que simplificamos la complejidad, por qué consideramos algunas cosas más relevantes que otras y cómo razonamos.

Cómo nos sirven los modelos mentales para pensar mejor

Puedes aprovechar los modelos mentales para identificar mejors oportunidades , resolver problemas más eficientemente, tomar decisiones de manera más inteligente.

Los modelos mentales son una herramienta poderosa para pensar mejor. Nos permiten simplificar la complejidad, ver las cosas en perspectiva y tomar decisiones de forma racional. Algunos modelos mentales nos ayudan a entender el mundo en términos de causa y efecto; otros nos dan una idea de cómo funcionan las cosas; mientras que otros nos sirven para predecir el futuro.

La calidad de tus decisiones y por ende los resultados que puedes obtener se pueden incrementar considerablemente al aprender como y que modelo mental puedes utilizar en cada situación.

Los 10 Modelos mentales más utiles

Hemos elegido 10 modelos mentales que creemos que son los más útiles para la mayoría de las personas. Estos modelos nos ayudan a pensar mejor, tomar decisiones más inteligentes dia a dia.

1. El mapa no es el territorio

El mapa de la realidad no es la realidad. Incluso los mejores mapas son imperfectos. Eso es porque son reducciones de lo que representan. Si un mapa representara el territorio con una fidelidad perfecta, dejaría de ser una reducción y, por tanto, dejaría de sernos útil. Un mapa también puede ser una instantánea de un punto en el tiempo, que representa algo que ya no existe. Es importante tener esto en cuenta a la hora de pensar en los problemas y tomar mejores decisiones.

2. Círculo de competencia

Cuando es el ego y no la competencia lo que impulsa lo que emprendemos, tenemos puntos ciegos. Si sabes lo que entiendes, sabes dónde tienes ventaja sobre los demás. Cuando eres honesto sobre las carencias de tus conocimientos, sabes dónde eres vulnerable y dónde puedes mejorar. Entender tu círculo de competencia mejora la toma de decisiones y los resultados.

3. Pensamiento de primeros principios

El pensamiento de primeros principios es una de las mejores formas de hacer ingeniería inversa en situaciones complicadas y dar rienda suelta a las posibilidades creativas. A veces se denomina razonamiento de primeros principios y es una herramienta que ayuda a aclarar problemas complicados separando las ideas o hechos subyacentes de cualquier suposición basada en ellos. Lo que queda es lo esencial. Si conoces los primeros principios de algo, puedes construir el resto de tus conocimientos en torno a ellos para producir algo nuevo.

4. Experimento de pensamiento

Los experimentos del pensamiento pueden definirse como “dispositivos de la imaginación utilizados para investigar la naturaleza de las cosas”. Muchas disciplinas, como la filosofía y la física, hacen uso de los experimentos de pensamiento para examinar lo que se puede conocer. Al hacerlo, pueden abrir nuevas vías de investigación y exploración. Los experimentos mentales son poderosos porque nos ayudan a aprender de nuestros errores y a evitar los futuros. Nos permiten afrontar lo imposible, evaluar las posibles consecuencias de nuestras acciones y reexaminar la historia para tomar mejores decisiones. Pueden ayudarnos tanto a descubrir lo que realmente queremos, como la mejor manera de llegar a ello.

5. Pensamiento de segundo orden

Casi todo el mundo puede anticipar los resultados inmediatos de sus acciones. Este tipo de pensamiento de primer orden es fácil y seguro, pero también es una forma de asegurarse de obtener los mismos resultados que los demás. El pensamiento de segundo orden consiste en pensar con más antelación y de forma holística. Requiere que no sólo consideremos nuestras acciones y sus consecuencias inmediatas, sino también los efectos posteriores de esas acciones. No tener en cuenta los efectos de segundo y tercer orden puede desencadenar un desastre.

6. Pensamiento probabilístico

El pensamiento probabilístico consiste esencialmente en tratar de estimar, utilizando algunas herramientas matemáticas y lógicas, la probabilidad de que se produzca un resultado específico. Es una de las mejores herramientas que tenemos para mejorar la precisión de nuestras decisiones. En un mundo en el que cada momento está determinado por un conjunto infinitamente complejo de factores, el pensamiento probabilístico nos ayuda a identificar los resultados más probables. Cuando los conocemos nuestras decisiones pueden ser más precisas y eficaces.

7. Inversión

La inversión es una poderosa herramienta para mejorar tu pensamiento porque te ayuda a identificar y eliminar los obstáculos que impiden el éxito. La raíz de “inversión” es “invertir”, que significa dar la vuelta o ponerla al revés. Como herramienta de pensamiento, significa abordar una situación desde el extremo opuesto al punto de partida natural. La mayoría de nosotros tiende a pensar de una manera sobre un problema: hacia adelante. La inversión nos permite dar la vuelta al problema y pensar hacia atrás. A veces es bueno empezar por el principio, pero puede ser más útil empezar por el final.

8. La navaja de Occam

La navaja de Occam es uno de los modelos más útiles (aunque incomprendidos) de la caja de herramientas mentales para resolver problemas con mayor rapidez y eficacia.

Las explicaciones más sencillas tienen más probabilidades de ser ciertas que las complicadas. Esta es la esencia de la Navaja de Occam, un principio clásico de la lógica y la resolución de problemas. En lugar de perder el tiempo tratando de refutar escenarios complejos, puedes tomar decisiones con más confianza si te basas en la explicación que tenga menos partes móviles.

El modelo mental de Navaja de Occam se le attribuye a William de Ockham, quien dijo: “Entre todas las teorías que no son contradictorias, la más sencilla y verosímil debe ser aceptada”.

9. La navaja de Hanlon

Difícil de rastrear en su origen, la Navaja de Hanlon afirma que no debemos atribuir a la malicia lo que es más fácilmente explicable por la estupidez.

Esta es una de las herramientas mentales más útiles porque nos recuerda que, cuando hacemos algo mal, la mayoría de las veces lo hacemos porque no entendimos bien cómo funciona la situación a la que nos enfrentamos.

En un mundo complejo, utilizar este modelo nos ayuda a evitar la paranoia y la ideología. Al no asumir generalmente que los malos resultados son culpa de un mal actor, buscamos opciones en lugar de perder oportunidades. Este modelo nos recuerda que la gente comete errores. Exige que nos preguntemos si hay otra explicación razonable para los hechos ocurridos. La explicación que tiene más probabilidades de ser correcta es la que contiene la menor cantidad de intención.


Modelos Mentales en Economía

Conocimiento común:

El conocimiento común es un conocimiento que es públicamente conocido por todos o casi todos, normalmente con referencia a la comunidad en la que se hace referencia al conocimiento.

Ventaja comparativa:

El modelo de la ventaja comparativa es uno de los conceptos básicos de la teoría del comercio internacional y demuestra que los países tienden a especializarse en la producción y exportación de aquellos bienes que fabrican a un costo más bajo respecto al resto del mundo, en los que son comparativamente más eficientes que los demás y que tenderán a importar los bienes en los que son más ineficaces y que por tanto producen a un costo más alto que el resto del mundo.

Esta teoría fue desarrollada por David Ricardo a principios del siglo XIX, y su postulado básico es que, aunque un país no tenga ventaja absoluta en la producción de ningún bien, es decir aunque fabrique todos sus productos de forma más cara que en el resto del mundo, le convendrá especializarse en aquellas mercancías para las que su ventaja sea comparativamente mayor o su desventaja comparativamente menor.

Diversificación:

En finanzas, la diversificación es el proceso de asignar el capital de forma que se reduzca la exposición a un activo o riesgo concreto. Un camino común hacia la diversificación es reducir el riesgo o la volatilidad invirtiendo en una variedad de activos. Si los precios de los activos no cambian en perfecta sincronía, una cartera diversificada tendrá menos varianza que la varianza media ponderada de los activos que la componen, y a menudo menos volatilidad que el menos volátil de sus componentes.

La diversificación es una de las dos modelos para reducir el riesgo de las inversiones. La otra es la cobertura.

Economías de escala

En microeconomía, las economías de escala son las ventajas de costes que obtienen las empresas debido a su escala de funcionamiento, y se suelen medir por la cantidad de producción. Una disminución del coste por unidad de producción permite aumentar la escala. En la base de las economías de escala puede haber factores técnicos, estadísticos, organizativos o relacionados con el grado de control del mercado.

Las economías de escala se aplican a una variedad de situaciones organizativas y empresariales y a varios niveles, como una producción, una planta o una empresa entera. Cuando los costes medios empiezan a disminuir a medida que aumenta la producción, se producen economías de escala. Algunas economías de escala, como el coste de capital de las instalaciones de fabricación y la pérdida de fricción de los equipos de transporte e industriales, tienen una base física o de ingeniería.

El concepto económico se remonta a Adam Smith y a la idea de obtener mayores rendimientos de la producción mediante el uso de la división del trabajo.

Las deseconomías de escala son lo contrario, las desventajas de costos que los agentes económicos acumulan debido a un aumento del tamaño de la organización o de la producción, lo que se traduce en una producción de bienes y servicios con mayores costes por unidad.

Hipótesis del mercado eficiente

La hipótesis del mercado eficiente (HME) es una hipótesis de la economía financiera que afirma que los precios de los activos reflejan toda la información disponible. Una implicación directa es que es imposible “batir al mercado” de forma consistente sobre una base ajustada al riesgo, ya que los precios del mercado sólo deberían reaccionar a la nueva información.

Dado que la HME se formula en términos de ajuste al riesgo, sólo hace predicciones comprobables cuando se combina con un modelo de riesgo concreto. Como resultado, la investigación en economía financiera se ha centrado, al menos desde los años 90, en las anomalías del mercado, es decir, en las desviaciones de modelos de riesgo específicos.

Teoría de juegos

La teoría de juegos es el estudio de los modelos matemáticos de las interacciones estratégicas entre agentes racionales[1]. Tiene aplicaciones en todos los campos de las ciencias sociales, así como en la lógica, la ciencia de los sistemas y la informática.

Originalmente, se ocupaba de los juegos de suma cero entre dos personas, en los que las ganancias o pérdidas de cada participante se equilibran exactamente con las de los demás. En el siglo XXI, la teoría de los juegos se aplica a una amplia gama de relaciones de comportamiento, y ahora es un término que engloba la ciencia de la toma de decisiones lógicas en humanos, animales y ordenadores.

La teoría de juegos moderna comenzó con la idea de los equilibrios de estrategia mixta en un juego de suma cero para dos personas y su demostración por John von Neumann. La prueba original de Von Neumann utilizó el teorema del punto fijo de Brouwer sobre mapeos continuos en conjuntos convexos compactos, que se convirtió en un método estándar en la teoría del juego y la economía matemática.

Su artículo fue seguido por el libro de 1944 Theory of Games and Economic Behavior (Teoría de los juegos y el comportamiento económico), escrito conjuntamente con Oskar Morgenstern, que consideraba los juegos cooperativos de varios jugadores.

Incentivos (recompensa y castigo)

Un incentivo es algo que hace que alguien quiera hacer algo. Hay dos tipos de incentivos que afectan a la toma de decisiones del ser humano. Los incentivos intrínsecos son los que impulsan a alguien a actuar independientemente de la influencia externa o la promesa de recompensa. Sin embargo, los incentivos extrínsecos son recompensas por conseguir algo. Por ejemplo, puede ser un aumento de sueldo u otros beneficios; o evitar castigos como medidas disciplinarias o críticas por no hacer algo.

En el contexto de la economía, los incentivos se estudian sobre todo en el ámbito de la economía del personal, donde las prácticas de gestión de los recursos humanos se centran en la forma en que las empresas gestionan los incentivos de los empleados, como la remuneración y la carrera profesional, la compensación y la evaluación del rendimiento.

Escasez

La escasez como concepto económico “se refiere al hecho básico de la vida de que sólo existe una cantidad finita de recursos humanos y no humanos que los mejores conocimientos técnicos son capaces de utilizar para producir sólo cantidades máximas limitadas de cada bien económico. “Si no existieran las condiciones de escasez y se pudiera producir una “cantidad infinita de cada bien o satisfacer plenamente los deseos humanos… no habría bienes económicos, es decir, bienes que son relativamente escasos…” La escasez es la disponibilidad limitada de un bien, que puede ser demandado en el mercado o por el bien-común. La escasez también incluye la falta de recursos de un individuo para comprar productos básicos. Lo contrario de la escasez es la abundancia.

Oferta y demanda

En microeconomía, la oferta y demanda es un modelo económico de determinación de precios en un mercado. Dice que, si no hay cambios en un mercado competitivo, el precio unitario de un bien, servicio o activo variará hasta establecerse en un punto en el que la cantidad demandada (al precio actual) será igual a la cantidad ofrecida (al precio actual). Constituye la base teórica de la economía moderna.

En macroeconomía, el modelo de oferta y demanda agregadas se ha utilizado para describir cómo determinar en equilibrio la cantidad de producción total y el nivel de precios agregados.

Modelos Mentales en Psicología

Anclaje

El efecto de anclaje es un sesgo cognitivo por el que las decisiones de un individuo se ven influidas por un punto de referencia concreto o “ancla” Una vez fijado el valor del ancla, los argumentos posteriores, las estimaciones, etc. realizadas por un individuo pueden cambiar respecto a lo que habrían sido sin el ancla. Por ejemplo, un individuo puede ser más propenso a comprar un coche si se coloca junto a un modelo más caro (el ancla).

Los precios discutidos en las negociaciones que son más bajos que el ancla pueden parecer razonables, quizás incluso baratos para el comprador, aunque dichos precios sigan siendo relativamente más altos que el valor real del coche en el mercado Otro ejemplo puede ser cuando se estima la órbita de Marte, se puede empezar con la órbita de la Tierra (365 días) y luego ajustar hacia arriba hasta llegar a un valor que parezca razonable (normalmente menos de 687 días, la respuesta correcta).

La descripción original del efecto de anclaje procede de la psicofísica. Al juzgar los estímulos a lo largo de un continuo, se observó que el primer y el último estímulo se utilizaban para comparar los demás estímulos (esto también se conoce como “anclaje final”). Esto fue aplicado a las actitudes por Sherif et al. en su artículo de 1958 “Assimilation and effects of anchoring stimuli on judgments”.

 

Condicionamiento clásico (Pavlov)

El condicionamiento clásico (también conocido como condicionamiento pavloviano o de respuesta) es un procedimiento conductual en el que un estímulo biológicamente potente (por ejemplo, la comida) se empareja con un estímulo previamente neutral (por ejemplo, una campana). También se refiere al proceso de aprendizaje que resulta de este emparejamiento, a través del cual el estímulo neutro llega a provocar una respuesta (por ejemplo, salivación) que suele ser similar a la provocada por el estímulo potente.

El condicionamiento clásico es distinto del condicionamiento operante (también llamado condicionamiento instrumental), a través del cual se modifica la fuerza de una conducta voluntaria mediante el refuerzo o el castigo. Sin embargo, el condicionamiento clásico puede afectar al condicionamiento operante de varias maneras; en particular, los estímulos condicionados clásicamente pueden servir para reforzar las respuestas operantes.

El condicionamiento clásico fue estudiado por primera vez en detalle por Ivan Pavlov, que realizó experimentos con perros y publicó sus hallazgos en 1897. Durante el estudio del fisiólogo ruso sobre la digestión, Pavlov observó que los perros que le servían de sujetos babeaban cuando se les servía carne.

Compromiso y sesgo de consistencia

El sesgo de compromiso y consistencia es nuestra tendencia a seguir actuando según los compromisos previos que hemos adquirido. Es una reticencia a cambiar nuestro curso de acción una vez que lo hemos elegido.

He tardado 10 años en dejar un mal hábito personal. Cinco años sabiendo que quería dejarlo, y otros cinco años intentando realmente dejarlo antes de vencerlo. ¿De cuántos malos hábitos has sido capaz de deshacerte? Probablemente menos de los que te gustaría, si es que hay alguno.

Ese es el poder del compromiso y el sesgo de la coherencia. Somos criaturas de costumbres, para bien o para mal.

Es la razón por la que una decisión te gusta más al momento de tomarla. Es la razón por la que te cuesta actualizar tu punto de vista cuando se te presenta nueva información. Es la razón por la que un representante de ventas hará casi cualquier cosa para poner el pie en la puerta. Porque una vez que te comprometes con algo, es probable que te comprometas con mucho más.

Descuento hiperbólico

En economía, el descuento hiperbólico es un modelo de descuento diferido inconsistente en el tiempo. Es una de las piedras angulares de la economía del comportamiento y su base cerebral está siendo estudiada activamente por los investigadores de la neuroeconomía.

Según el enfoque de la utilidad descontada, las elecciones intertemporales no difieren de otras elecciones, salvo que algunas consecuencias se retrasan y, por tanto, deben anticiparse y descontarse (es decir, reponerse para tener en cuenta el retraso).

Ante dos recompensas similares, el ser humano muestra preferencia por la que llega antes que después. Se dice que el ser humano descuenta el valor de la recompensa posterior en un factor que aumenta con la duración del retraso. En el mundo financiero, este proceso se modela normalmente en forma de descuento exponencial, un modelo de descuento consistente en el tiempo. Desde entonces, muchos estudios psicológicos han demostrado desviaciones en la preferencia instintiva con respecto a la tasa de descuento constante que se asume en el descuento exponencial El descuento hiperbólico es un modelo matemático alternativo que se ajusta más a estos resultados.

Según el descuento hiperbólico, las valoraciones caen con relativa rapidez para los primeros periodos de retraso (por ejemplo, de ahora a una semana), pero luego caen más lentamente para los periodos de retraso más largos (por ejemplo, más de unos días). Por ejemplo, en uno de los primeros estudios los sujetos dijeron que les sería indiferente recibir 15 dólares inmediatamente o 30 después de 3 meses, 60 dólares después de 1 año o 100 dólares después de 3 años. Estas indiferencias reflejan tasas de descuento anuales que disminuyen del 277% al 139% y al 63% a medida que los retrasos son mayores[6]. Esto contrasta con el descuento exponencial, en el que la valoración cae en un factor constante por unidad de retraso y la tasa de descuento permanece igual.

 

Ilusión de control

La ilusión de control es la tendencia de las personas a sobrestimar su capacidad de controlar los acontecimientos, por ejemplo, cuando alguien tiene una sensación de control sobre resultados en los que, evidentemente, no influye[2].

La ilusión puede surgir porque una persona carece de una visión introspectiva directa sobre si tiene el control de los acontecimientos. Esto se ha denominado ilusión de introspección. En su lugar, puede juzgar su grado de control mediante un proceso que a menudo no es fiable. Como resultado, se ven a sí mismos como responsables de eventos con los que hay poca o ninguna relación causal. Por ejemplo, en un estudio, los estudiantes universitarios se encontraban en un entorno de realidad virtual para tratar el miedo a las alturas utilizando un ascensor. Aquellos a los que se les dijo que tenían control, aunque no lo tenían, se sintieron como si tuvieran tanto control como los que realmente tenían control sobre el ascensor. Aquellos a los que se les hizo creer que no tenían control, dijeron que se sentían como si tuvieran poco control

Aversión a la pérdida

La aversión a las pérdidas es la tendencia a preferir evitar pérdidas a adquirir ganancias equivalentes. Este principio es muy importante en el ámbito de la economía. Lo que distingue la aversión a las pérdidas de la aversión al riesgo es que la utilidad de un pago monetario depende de lo que se haya experimentado previamente o de lo que se espere que ocurra. Algunos estudios han sugerido que las pérdidas son dos veces más poderosas, psicológicamente, que las ganancias. La aversión a las pérdidas fue identificada por primera vez por Amos Tversky y Daniel Kahneman.

La aversión a las pérdidas implica que una persona que pierde 100 dólares se sentirá más satisfecha que la misma persona que obtiene satisfacción de una ganancia inesperada de 100 dólares. En marketing, el uso de periodos de prueba y rebajas trata de aprovechar la tendencia del comprador a valorar más el bien después de incorporarlo al statu quo. En anteriores estudios de economía del comportamiento, los usuarios participan hasta que la amenaza de pérdida es igual a las ganancias obtenidas. Los métodos recientes establecidos por Botond Kőszegi y Matthew Rabin[3] en economía experimental ilustran el papel de la expectativa, en la que la creencia de un individuo sobre un resultado puede crear un caso de aversión a la pérdida, se haya producido o no un cambio de estado tangible.

 

Jerarquía de necesidades de Maslow

La jerarquía de necesidades de Maslow es una idea de la psicología propuesta por el estadounidense Abraham Maslow en su artículo de 1943 “A Theory of Human Motivation” (Una teoría de la motivación humana) en la revista Psychological Review. Maslow amplió posteriormente la idea para incluir sus observaciones sobre la curiosidad innata de los seres humanos. Sus teorías son paralelas a muchas otras teorías de la psicología del desarrollo humano, algunas de las cuales se centran en describir las etapas de crecimiento de los seres humanos. Creó entonces un sistema de clasificación que reflejaba las necesidades universales de la sociedad como base para pasar después a las emociones más adquiridas Sus teorías, incluida la jerarquía, pueden haber estado influidas por las enseñanzas y la filosofía de la tribu de los Pies Negros, donde pasó varias semanas antes de escribir su influyente documento. La jerarquía de necesidades se divide entre necesidades de carencia y necesidades de crecimiento. La teoría suele mostrarse como un triángulo en las ilustraciones.

La jerarquía de necesidades es una idea psicológica pero también una “… valiosa herramienta de evaluación…”. “Esta herramienta se utiliza en muchos campos que implican el trabajo y el cuidado de las personas, como por ejemplo: trabajadores de la salud, educadores, trabajadores sociales, entrenadores de habilidades para la vida, y muchos más. La pirámide jerárquica de Maslow se utiliza con frecuencia porque visualiza las necesidades que uno debe satisfacer para alcanzar la autorrealización. Este concepto fue creado cuando Maslow “estudió y observó a los monos… notando su inusual patrón de comportamiento que abordaba las prioridades basadas en las necesidades individuales” Los dos elementos clave involucrados dentro de esta teoría son el individuo y la prioridad, que los conecta con la motivación intrínseca del comportamiento.

Efecto de mera exposición

El efecto de mera exposición es un fenómeno psicológico por el que las personas tienden a desarrollar una preferencia por las cosas simplemente porque están familiarizadas con ellas. En psicología social, este efecto se denomina a veces principio de familiaridad. El efecto se ha demostrado con muchos tipos de cosas, como palabras, caracteres chinos, pinturas, imágenes de rostros, figuras geométricas y sonidos. En los estudios sobre la atracción interpersonal, cuanto más a menudo se ve a una persona, más agradable y simpática le parece.

 

Condicionamiento operante (Skinner)

El condicionamiento operante (también llamado condicionamiento instrumental) es un tipo de proceso de aprendizaje asociativo a través del cual se modifica la fuerza de un comportamiento mediante el refuerzo o el castigo. También es un procedimiento que se utiliza para provocar dicho aprendizaje.

Aunque tanto el condicionamiento operante como el clásico implican conductas controladas por estímulos ambientales, difieren en su naturaleza. En el condicionamiento operante, el comportamiento es controlado por estímulos externos. Por ejemplo, un niño puede aprender a abrir una caja para coger los dulces que hay dentro, o aprender a evitar tocar una estufa caliente; en términos operantes, la caja y la estufa son “estímulos discriminativos”.

Se dice que la conducta operante es “voluntaria”. Las respuestas están bajo el control del organismo y son operantes. Por ejemplo, el niño puede tener que elegir entre abrir la caja o acariciar un cachorro.

 

Reciprocidad

La norma de reciprocidad exige que devolvamos en especie lo que otro ha hecho por nosotros. Puede entenderse como la expectativa de que las personas respondan favorablemente a los demás devolviendo beneficios por beneficios y respondiendo con indiferencia u hostilidad a los daños. La norma social de la reciprocidad suele adoptar distintas formas en diferentes ámbitos de la vida social o en diferentes sociedades. Sin embargo, todas ellas se diferencian de otras ideas relacionadas, como la gratitud, la Regla de Oro o la buena voluntad mutua.

La norma de reciprocidad refleja el concepto de altruismo recíproco de la biología evolutiva. Sin embargo, la teoría evolutiva y, por tanto, la sociobiología no fueron bien recibidas por los psicólogos de la corriente principal. Esto condujo a la revitalización del altruismo recíproco bajo el nuevo concepto psicológico social, norma de reciprocidad. El altruismo recíproco se ha aplicado a varias especies, incluida la humana, mientras que los psicólogos de la corriente principal utilizan la norma de reciprocidad para explicar únicamente a los humanos.

Una norma de reciprocidad subyacente es por sí misma un poderoso motor para motivar, crear, mantener y regular el comportamiento cooperativo necesario para las organizaciones sociales autosostenibles, controlar el daño causado por los inescrupulosos y contribuir a la estabilidad del sistema social. Véanse las discusiones en “ojo por ojo” y reciprocidad (psicología social). Sin embargo, el poder y la ubicuidad de la norma de reciprocidad pueden utilizarse contra los incautos, y es la base del éxito de muchos juegos de confianza maliciosos.

Ejemplos menores, normalmente menos maliciosos, son las técnicas utilizadas en la publicidad y otros tipos de propaganda, en las que se ofrece un pequeño regalo de algún tipo con la expectativa de producir un deseo por parte del receptor de corresponder de alguna manera, por ejemplo, comprando un producto, haciendo una donación o volviéndose más receptivo a una línea de argumentación.

 

Sesgo de statu quo

El sesgo del statu quo es un sesgo emocional; una preferencia por el estado actual de las cosas. La línea de base actual (o statu quo) se toma como punto de referencia, y cualquier cambio de esa línea de base se percibe como una pérdida. El sesgo del statu quo debe distinguirse de una preferencia racional por el statu quo anterior, como cuando el estado actual de las cosas es objetivamente superior a las alternativas disponibles, o cuando la información imperfecta es un problema importante. Sin embargo, un gran número de pruebas demuestra que el sesgo del statu quo afecta con frecuencia a la toma de decisiones humanas.

El sesgo del statu quo también debe distinguirse de la inercia psicológica, que se refiere a la falta de intervención en el curso actual de los asuntos.

El sesgo se cruza con otros procesos cognitivos no racionales, como la aversión a la pérdida, el sesgo de existencia, el efecto de dotación, la longevidad, la mera exposición y la evitación del arrepentimiento. Las pruebas experimentales para la detección del sesgo de statu quo se observan mediante el uso de la prueba de inversión. Existe una gran cantidad de ejemplos experimentales y de campo. El comportamiento en relación con los planes de jubilación, la salud y las elecciones éticas muestran evidencias del sesgo del statu quo.

 

Sesgo de supervivencia

El sesgo de supervivencia es el error lógico de concentrarse en las personas o cosas que han superado algún proceso de selección y pasar por alto las que no lo han hecho, normalmente por su falta de visibilidad. Esto puede llevar a algunas conclusiones falsas de diferentes maneras. Es una forma de sesgo de selección.

El sesgo de supervivencia puede llevar a creencias demasiado optimistas porque se ignoran los fracasos, como cuando se excluyen del análisis de los resultados financieros las empresas que ya no existen. También puede llevar a la falsa creencia de que los éxitos de un grupo tienen alguna propiedad especial, en lugar de una mera coincidencia (la correlación “demuestra” la causalidad). Por ejemplo, si tres de los cinco estudiantes con las mejores notas universitarias fueron al mismo instituto, eso puede llevar a creer que el instituto debe ofrecer una educación excelente cuando, en realidad, puede ser simplemente un instituto mucho más grande. Esto puede entenderse mejor si se observan las notas de todos los demás estudiantes de ese instituto, no sólo de los que entraron en el proceso de selección de los cinco mejores.

Otro ejemplo de un modo distinto de sesgo de supervivencia sería pensar que un incidente no fue tan peligroso porque todas las personas con las que se comunicó después sobrevivieron. Incluso si uno supiera que algunas personas han muerto, no tendrían su voz para añadir a la conversación, lo que llevaría a un sesgo en la conversación.

 

Tribalismo

El tribalismo es el estado de estar organizado por, o abogar por, tribus o estilos de vida tribales. La evolución humana se ha producido principalmente en pequeños grupos de cazadores-recolectores, a diferencia de las sociedades o civilizaciones agrícolas más grandes y recientemente asentadas. Con una connotación negativa y en un contexto político, el tribalismo también puede significar un comportamiento o actitudes discriminatorias hacia los grupos externos, basadas en la lealtad al grupo interno.

 

Modelos Mentales de Pensamiento

El método científico

Inversión

Surfear o “subirse a la ola”

Trabajar hacia atrás

Modelos mentales en la ciencia

Biología

Evolución por selección natural

Equilibrio (homeostasis)

Herencia

Señalización

Química

Energía de activación

Teoría atómica

Autocatálisis

Entropía (Segunda Ley de la Termodinámica)

Catalizadores

Física

Masa crítica

Relatividad

Velocidad

Modelos mentales en matemáticas e ingeniería

Ingeniería

Puntos de ruptura

Apalancamiento

Margen de seguridad

Redundancia

Matemáticas

Distribución normal (curva de Bell)

Permutaciones y combinaciones

Leyes de potencia

Los mejores libros sobre modelos mentales

  • Seeking Wisdom de Peter Bevelin
  • Poor Charlie’s Almanack de Charles Munger
  • The Personal MBA de Josh Kaufman
  • La quinta disciplina de Peter Senge
Total
0
Shares
Previous Post

Arma tu home office

Next Post

Cómo calmar tu tormenta interior

Related Posts

Qué es el Arte

¿ Qué es el Arte ? El arte es entendido generalmente como cualquier actividad o producto realizado con una finalidad estética y…
Read More

13. Manierismo

Contenido La artificiosidad del arte: el manierismoPontormo: el centro de atenciónSimbolismos y capas de significado en las obras…
Read More

Esther Perel

¿Cuál es la idea errónea más perjudicial sobre el amor? Este mandato de “el único”. Cualquiera que haya…
Read More

Trabajo auténtico

Terminamos preguntándonos, a menudo con cierta angustia, qué debemos hacer con nuestra vida laboral debido a una peculiaridad…
Read More