Home Libros Resumenes ¿Donde duele?

¿Donde duele?

resumenes-de-libros

Descubra cómo la iniciativa empresarial puede salvar el sistema de atención médica.

 

El sistema de salud de Estados Unidos ha retrocedido desde la Segunda Guerra Mundial. Ha cambiado de algo que nos enorgullece a algo vergonzoso. Odiamos los hospitales y las visitas al médico. Es difícil conseguir citas, nos hacen esperar demasiado y luego terminamos con facturas exorbitantes y una referencia para ver a alguien más.

 

¿Por qué parece que nadie piensa en los pacientes / clientes reales? ¿Por qué no puede todo el sistema ser más simple y directo?

 

En ¿Dónde duele? , Jonathan Bush explica cómo la iniciativa empresarial puede salvar el día. Los clientes y pacientes necesitan personas con grandes ideas para darles más opciones que los hospitales masivos y monopolísticos, cuyo día al sol ha terminado.

 

Después de leer este resumen, habrás aprendido

 

  • por qué la cirugía LASIK debería ser el modelo para todo el sistema de atención médica;
  •  

  • por qué los inversores no invierten tanto en nuevas empresas de atención médica digital; y
  •  

  • lo simple que es encontrar un nicho para su propio negocio de atención médica.
  •  

La industria del cuidado de la salud está rota porque no hay competencia.

 

Los grandes hospitales de investigación funcionan casi como grandes almacenes: vas allí para todas tus necesidades médicas. Entonces, ¿por qué no hay hospitales “boutique” para competir con este modelo?

 

Todos saben que las visitas al hospital son frustrantes. El estacionamiento es difícil, el servicio generalmente es malo, los registros médicos desaparecen, la espera lleva horas y las facturas son increíblemente altas. Cada uno de esos problemas significa una oportunidad de mercado para que un competidor ofrezca algo mejor, a un costo menor.

 

Esto sucedió cuando se introdujo la cirugía de corrección ocular LASIK en 1991. Era costoso y se consideraba muy arriesgado, por lo que no estaba cubierto por la mayoría de los planes de seguro. La gente tenía que pagar si lo querían.

 

Por lo tanto, los operadores de LASIK tuvieron que proporcionar el mejor servicio posible a precios asequibles para atraer a los clientes. Esto permitió que la industria avanzara: el proceso de LASIK ahora tiene una tasa de satisfacción del 95 por ciento. Este debería ser un modelo para todo el sistema de atención médica: cuando hay competencia, los clientes ganan.

 

La industria del cuidado de la salud mejoraría con una mayor apertura. Necesitamos más opciones. Las personas deberían poder decidir por sí mismas cuánto cubre su seguro, en lugar de verse obligadas a aceptar un plan todo incluido que incluya servicios que no utilizarán.

 

¿Qué sucede si tuviera la opción de estar cubierto solo por accidentes graves o enfermedades graves curables? ¿Y para otros servicios como los dentistas, podría elegir los mejores proveedores?

 

Los emprendedores también necesitan la libertad de desarrollar formas de brindar atención médica de mayor calidad. Necesitan más acceso a la información médica, por ejemplo, que a menudo está protegida por hospitales.

 

Si las personas tuvieran más oportunidades de elegir una atención médica empresarial más pequeña como LASIK, podrían evitar los problemas asociados con los hospitales más grandes.

 

Esto, a su vez, empujaría a los hospitales a mejorar sus servicios y aferrarse a sus pacientes (o “clientes”).

 

La industria del cuidado de la salud sería mejor si los hospitales funcionaran como empresas.

 

Entonces, ¿cómo puede este tipo de apertura mejorar nuestro sistema actual?

 

Necesitamos una red completa de hospitales, clínicas regionales, médicos y otros proveedores de servicios de salud. Otras empresas pueden beneficiarse de las deficiencias de la industria del cuidado de la salud al ofrecer alternativas.

 

Las empresas tradicionales pueden competir con los hospitales. La compañía del autor, Athenahealth, es un ejemplo de esto. Athenahealth adquiere hospitales gigantes al ofrecer servicios de información asequibles que los hospitales no proporcionarán. Esto hace que sus servicios sean más accesibles para los clientes.

 

Imagínese si tuviéramos una red completa de empresas como esta. Sería una pesadilla para los grandes hospitales.

 

En una economía de mercado, los precios serían más transparentes y los compradores tendrían más opciones. A los hospitales les resultaría mucho más difícil atraer negocios de personas que no están gravemente enfermas. Algunos hospitales desaparecerían; otros se especializarían.

 

Si necesita una tomografía computarizada y cuesta $ 500 en un hospital de clase mundial, pero $ 150 en un nuevo centro de imágenes en el centro comercial, ¿cuál elegiría? Si alguien puede darse una vuelta, encontrará mejores alternativas.

 

Esto ya está sucediendo en algunos lugares. Hay una nueva generación de hospitales comunitarios, nuevas empresas orientadas a la salud y minoristas en rápido crecimiento.

 

En 2010, Cerberus Capital, una firma de capital privado en Massachusetts, compró una cadena de seis hospitales de la comunidad católica y los convirtió en un negocio con fines de lucro llamado Steward Health. Steward Health ha crecido hasta 11 hospitales, lo que ilustra cuán exitoso puede ser el modelo.

 

Los minoristas como Walgreens también están comenzando a proporcionar servicios médicos. Ya saben lo que quieren los consumidores y tienen acceso a sus datos de fidelización. CVS tiene alrededor de 800 “clínicas de minutos”, donde los compradores pueden visitar para obtener servicios médicos básicos sin una cita.

 

Necesitamos más diversidad en opciones de atención médica como esta, para que los pacientes puedan elegir lo que sea más apropiado para sus necesidades y presupuesto. Cuando haya mejores servicios disponibles, los hospitales tendrán que ponerse al día.

 

Necesitamos más atención primaria de salud en nuestras vidas.

 

Una razón por la cual los hospitales son tan desagradables y abarrotados es porque están llenos de personas que no necesitan estar allí. como podemos prevenir esto?

 

Necesitamos más atención primaria en nuestras vidas. La “atención primaria” es la atención básica que recibe de un médico que visita regularmente. Su médico primario atiende todos los aspectos de su salud y lo deriva a un especialista cuando sea necesario.

 

Cuanto mejor lo conozca su médico de cabecera, menos especialistas tendrán que establecer utilizando su costoso equipo. Sin embargo, muchas personas acuden a especialistas demasiado pronto; no visitan a sus médicos de atención primaria lo suficiente.

 

Rushika Fernandopulle, líder en reforma de salud, conoció a una mujer que estaba tomando 27 tipos de medicamentos recetados por 11 diferentes especialistas. Cuatro de las recetas eran las mismas, y cada especialista se centró en solo una parte de su salud.

 

La mujer insistió en que no era posible tomar los 27, así que metió la mano en su frasco de medicamentos y le pidió a Dios que la guiara para elegir los cinco correctos. Esto podría haber sido muy peligroso si hubiera seleccionado cuatro del mismo tipo.

 

Más atención primaria evitaría situaciones como esta. Necesitamos ser más saludables en todos los ámbitos, en lugar de centrarnos en las áreas problemáticas. En otras palabras, necesitamos un tipo de atención envolvente .

 

El trabajo de Fernandopulle con Boeing también ilustra la necesidad de un cuidado integral. Fernandopulle descubrió que muchos empleados de Boeing padecían enfermedades crónicas y desperdiciaban el equivalente de lo que la compañía gastaría en el Ritz en hospitales.

 

Los entrenó para tratar sus enfermedades ellos mismos, haciendo cosas como mejorar su dieta y controlar su nivel de azúcar en la sangre. Esto los hizo más saludables y redujo el costo de Boeing.

 

Si la atención primaria se convierte en una parte importante de nuestras vidas, no solo responderemos a cualquier enfermedad que tengamos, sino que, en general, estaremos más saludables.

 

Los nuevos servicios privados de atención médica pueden provocar la interrupción del mercado que necesitamos.

 

Entonces, ¿cuál es el papel de la tecnología en todo esto? ¿Puede ayudarnos a mejorar el sistema de salud?

 

Los grandes hospitales tienen presupuestos masivos, por lo que pueden pagar casi todo el equipo de alto precio que necesitan. El mercado de oportunidades para los empresarios es la “clase media” del mercado de la atención médica: las empresas y los pequeños profesionales de la salud con presupuestos de decenas o cientos de miles.

 

Si puedes proporcionar a esa clase media algo que necesitan y pueden pagar, obtendrás un punto de apoyo en la industria. Este tipo de interrupción en el mercado podría conducir a la revolución de la atención médica que necesitamos.

 

En general, la industria del cuidado de la salud se mueve lentamente y es resistente a los cambios, incluido el cambio tecnológico. De hecho, solo se invirtieron $ 1.4 mil millones en nuevas empresas digitales orientadas a la salud en 2012, en comparación con $ 2.7 trillones en otras nuevas empresas digitales. ¿Cómo podemos superar esto?

 

En primer lugar, las personas necesitan más acceso a aplicaciones o servicios asequibles y simples que ayuden en la atención médica o las visitas al hospital, servicios como Beyond Lucid.

 

Beyond Lucid permite a los médicos y al personal de ambulancias enviar datos y registros electrónicos directamente a los médicos en la sala de emergencias, para que puedan estar listos para el paciente con el equipo y la tecnología adecuados. Es un enlace de comunicación electrónica bastante básico, ¡pero los hospitales aún no lo tienen!

 

RegisterPatient.com es un servicio similar. Permite que las personas se inscriban para citas en línea y llenen sus formularios para registro o receta. Es muy simple, pero hace una gran diferencia para los clientes, que no tendrán que pasar tanto tiempo esperando en el hospital.

 

Beyond Lucid y RegisterPatient.com ilustran cómo la tecnología de atención médica puede mejorar nuestra situación actual. En este momento, sin embargo, necesita un camino hacia el mercado.

 

Necesitamos un fácil acceso a nuestros registros médicos.

 

¿Cuántas personas conocen su nivel de presión arterial? ¿O los resultados de un examen médico que tuvieron hace meses? La información médica es de vital importancia, pero es sumamente complicado acceder a ella desde los hospitales.

 

Necesitamos nuestros datos listos a nuestro alcance. Los pacientes necesitan un fácil acceso a sus registros médicos.

 

Gracias a la tecnología, los datos de atención médica podrían producirse en cantidades mucho mayores. Las personas examinarán los resultados de sus pruebas en sus teléfonos y los vincularán con datos de sus rutinas de trotar, dietas, ingesta de vitaminas o patrones de sueño.

 

Los datos médicos simplemente serán otra parte de nuestras vidas, y tener un acceso más fácil a ellos tendrá un gran efecto en la industria.

 

Primero, las prácticas médicas dirigirán sus negocios de manera más efectiva. Serán más capaces de optimizar sus recursos, funcionar sin problemas y recibir pagos cuando puedan encontrar información rápidamente.

 

Más datos también ayudarán a los médicos y permitirán a los investigadores médicos examinar la sociedad en su conjunto. Podrán estudiar cómo las personas comen y hacen ejercicio, o qué medicamentos están funcionando para qué grupos de personas.

 

En general, será mucho más fácil obtener los medicamentos, la terapia y los consejos de atención médica adecuados para cada persona.

 

Una característica interesante de estos nuevos datos médicos es que podrían producirse principalmente fuera de establecimientos médicos. Es por eso que compañías como Google, Apple e Intel se están involucrando.

 

Si tuviéramos más datos para llevar a nuestros chequeos anuales, no tendríamos que confiar en nuestra memoria para los detalles de nuestra salud. Los médicos estarían mejor equipados para atendernos.

 

Intel, por ejemplo, ahora ofrece un servicio de vigilancia de salud para ancianos. Puede grabar sus caminos a través de la casa, la fuerza de sus voces, sus patrones de sueño y baño. Esta información se almacena en computadoras, pero pronto podrá alertar a las personas sobre los primeros signos de enfermedad.

 

Resumen final

 

El mensaje clave en este libro:

 

Los pacientes médicos, como clientes, necesitan más opciones. Los grandes hospitales cobran facturas exorbitantes y brindan un servicio de calidad inferior, pero nos vemos obligados a usarlos. Los emprendedores necesitan el espacio para brindarnos mejores alternativas. Más servicios privados de atención médica podrían provocar la revolución de la atención médica que necesitamos.

 

Consejo práctico:

 

Visite a su médico de cabecera con frecuencia.

 

No espere hasta que tenga un problema grave para buscar atención médica, y no vaya directamente a un especialista antes de ver a su médico de cabecera. Cuanto mejor conozca su salud su médico de cabecera, más tiempo y dinero ahorrará al evitar viajes innecesarios al hospital.

 

Lecturas adicionales sugeridas: Agrietado por James Davies

 

Cracked ofrece una descripción clara y detallada de la crisis actual en la ciencia psiquiátrica: el mal funcionamiento de los estándares científicos y la poderosa influencia de las compañías farmacéuticas han causado el sobrediagnóstico y la sobremedicación de personas en todo el mundo.