Autoconfianza y colaboración, una mezcla difícil pero exitosa

La seguridad en sí mismos de los llamados pioneros necesita un contrapeso: la colaboración con otras personas.

Durante el transcurso de mi carrera, he tenido el privilegio de trabajar con personas que hacen cosas extraordinarias: inventores, emprendedores, cineastas y hasta un maestro budista. Son pioneros que rompen las reglas, desafíanlos paradigmas y nos deleitan de nuevas maneras.A pesar de las grandesdiferencias entre sus estilos, personalidades y áreas de trabajo, todostienen paralelismos llamativos en su carrera al éxito. Concretamente, todos combinan su talento con un importante equilibrio entre la confianza en símismosy la colaboración.

Durante mi experiencia personal conlíderes como el difunto Steve Jobs de Apple, Ed Catmull y Lohn Lasseter de Pixar y el maestro budista Segyu Rinpoche, puede observar su seguridad en ellos mismos de varias formas.

Primero, viven de acuerdo a su visión, son fieles a ella. Mucho antes de que fuera posible rodar un largometraje animado por ordenador, Catmull y Lasseter ya estaban decididos a hacerlo. Los numerosos obstáculos parar lograrloles mantuvieron en el lado del fracaso durante años, pero se aferraron a su visión. De forma parecida, Jobs nunca abandonósu sueño de convertir Apple en la gran empresa de electrónica de consumo, nisiquiera durante los 12 años que pasó alejado de ella. Y Rinpoche está profundamente comprometido con un propósito superior: resucitar una tradición de meditación que mejorela satisfacción humana al equilibrar los logros externos con la paz interior.

Al mismo tiempo, estos pioneros se centran en los detalles. Consideranque son quienes mejor saben cómo llevar a cabo sus ideas. No se rinden hasta que cumplen sus grandes expectativas.Jobs es célebre por ello:opinaba sobre todo, desde la funcionalidad de un producto hasta el diseño de su envoltorio. Observé a Lasseter prestar lamismaatención a cada uno de los fotogramas de las películas de Pixar. Rinpoche no considera ningún detalle de lameditaciónni de un ritualdemasiado pequeño como para no tenerlo en cuenta.

Otro factor que magnifica la confianza en sí mismos y la resolución de estas personas es el nivel de detalle con el que conocen lahistoria de sus áreas de trabajo. Jobs estudió y podía describir la historia no solo de la industria de los ordenadores, sino también de la industria de la electrónica de consumo. Catmull ha dicho muchas veces que cualquier cineasta que quiera experimentar paranarrar sus historias,primero tiene quedominar la estructura narrativa clásica. Tras estudiar con algunos de los mejores profesores del budismo tibetano durante más de 30 años, Rinpoche es una enciclopedia andante delos2.500 años de la historia de lameditación. Peroson personas quetambién desafían a laconvención. Tienen una energía infecciosa y rebelde; siempre están buscando romper barreras, combatir la burocracia y cuestionar el orden establecido. Su profundo conocimiento de la historia aumenta su confianza pararealizar estos cambios de paradigma.

No obstante, y a pesar que todos estos aspectos de la confianza en uno mismo son necesarios para alcanzar la grandeza, elefecto colectivo puede descontrolarse si no se sometea algún tipo decontrol. Las muy publicitadas debacles deApple Lisa,el Macintosh originalyNeXT Computerse atribuyeron a la arrogancia de Jobs;y la producción de Toy Story, una de las obras insignia de Pixar,se paralizó por problemas de argumento no resueltos.

La seguridad en uno mismo necesita un contrapeso: la colaboración. El reto es que la autoconfianza necesaria para avanzar con audaciaconspira en contra de las cesiones necesarias para colaborar con éxito.Jobs, Catmull, Lasseter y Rinpoche superan este reto de dos maneras:

1. Primero, se rodean de las personas adecuadas. El estándar es el talento,una capacidad espléndida decontribuir y aportar. El politiqueoy la veteranía tienen poco espacio aquí. Pixar lo perfeccionó hasta el punto de convertirlo en un arte con su ahora famoso “Brain Trust” (cerebro de confianza), el pequeño equipo de narradores consumadosencargados de asistir a los directores para producir sus películas. Incluso los altos ejecutivos eran excluidos del grupo. Jobs es famoso por tolerar solo a los mejores profesionales. Rinpoche, por su parte, mantiene un estrecho círculo consus maestros y alumnos destacadosque llevan años estudiando con él.

2. También escuchan las ideas y las críticas. Esono significa que vayan a cambiar su visión u opinión. Pero una colaboración exitosa significa que incluso los líderes más confiadosse mantienen abiertos a escuchar y evaluar lo que otras personas de confianza tenganque decir. Se resisten a lo que a menudorepresenta la perdición de una gran colaboración: el sesgo de confirmación, dar demasiado peso a opiniones que validen la opinión propia. En su mejor época, Jobs contaba con un reducido círculo de asesoresescogidos a dedo y aparcaba por un momentosu obstinada intensidad para prestarles atención. Con una inspirada mezcla de maestría y humildad, Rinpoche y cuatro de sus alumnos fundaron la Juniper Foundation para lograr un resultado similar.

La excelencia requiere dos atributos que representan una difícil combinación: una granautoconfianza y la voluntad de colaborar. Cuando un líder dispone de ambos, sucedengrandes cosas.


por
trad. Teresa Woods

Lawrence Levy es el autor de ‘To Pixar and Beyond: My Unlikely Journey with Steve Jobs to Make Entertainment History’ (Houghton Mifflin Harcourt 2016). Graduado por la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard (EEUU); Levy ha sido CFO, miembro de la Oficina del Presidente y miembro de la junta de dirección de Pixar Animation Studios. También cofundó la Juniper Foundation, una organización que incorpora la tradición de la meditación a la vida contemporánea.